El Alavés descarta ahora la perforación del tímpano de Ximo Navarro

Ximo Navarro y Wakaso, tendidos sobre el césped tras el fatal encontronazo. /Rafa Guitérrez
Ximo Navarro y Wakaso, tendidos sobre el césped tras el fatal encontronazo. / Rafa Guitérrez

El central tuvo que ser inmovilizado y sustituido tras recibir un severo golpe de Wakaso en la segunda mitad del partido

Iñigo Crespo
IÑIGO CRESPO

Ximo Navarro fue trasladado este domingo al hospital tras recibir un golpe fortuito durante la disputa del encuentro entre el Alavés y el Villarreal en Mendizorroza. El central albiazul recibió un escalofriante cabezazo con Wakaso cuando ambos buscaban despejar un balón. El ghanés se recuperó en cuestión de minutos, pero el granadino permaneció tendido sobre el césped durante casi siete minutos. Ximo recibió un durísimo impacto en la mandíbula y cayó después de manera preocupante. Fue inmovilizado por los servicios médicos de emergencia y lo trasladaron de inmediato al hospital para descartar una lesión grave.

La imagen del jugador del Alavés tendido en el suelo y casi sin reacción trasladó el susto a las gradas de Mendizorroza, que contuvieron el aliento tras presenciar el duro choque que protagonizaron Ximo Navarro y Wakaso. Los gestos de sus compañeros y de Abelardo mientras lo retiraban en camilla, no obstante, no parecían tan preocupantes.

A última hora de la noche, el club albiazul dio a conocer el parte médico. Las pruebas realizadas por parte de los facultativos del Alavés revelan que el central granadino padecía una perforación de tímpano, mientras que al centrocampista ghanés se le diagnosticado un esguince de hombro. Sin embargo, nuevas pruebas médicas practicadas al jugador balear traen buenas noticias para el alavesismo.

Ximo Navarro ha sido sometido durante la mañana de este lunes a nuevos exámenes médicos que «descartan la perforación de tímpano que en primera instancia parecía apreciarse», ha comunicado el Alavés.

Por ello, con la lesión de tímpano descartada, el jugador se irá incorporando a los entrenamientos de forma progresiva tras el aparatoso traumatismo sufrido en la tarde del domingo.

Por su parte, el ghanés sufre concretamente un esguince de grado I-II en la articulación acromioclavicular del hombro izquierdo, tal y como informó el club albiazul en una nota de prensa. La entidad irá informando de la evolución de ambos futbolistas «día a día».

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos