Victorias para empezar a crecer

Sobrino pugna por el balón con un defensor del Valladolid. /Hugo Álvarez y Jonás Sánchez
Sobrino pugna por el balón con un defensor del Valladolid. / Hugo Álvarez y Jonás Sánchez

Un gol en propia contra el Valladolid y un tanto de Burgui contra el Oviedo dan el torneo a un Alavés que causó una mejor impresión

JON AROCA

En el sexto encuentro de la pretemporada llegó la primera victoria del nuevo Alavés. Victoria, además, por partida doble, pues los de Abelardo doblegaron tanto al Valladolid como al Oviedo. Así, se proclamaron campeones del Torneo de Verano Integra Energía. El premio no pasa de lo simbólico, pero sí que puede significar una inyección de optimismo para un equipo que no ha terminado de carburar en la pretemporada.

No puede decirse que el triangular de El Berrón iluminara al mejor Alavés, pero sí que hubo pequeños retazos de la calidad que se le presupone al equipo. La circulación fue buena por momentos y la intensidad del bloque se asemejó más a la de un partido de competición. Todavía queda margen de mejora, pero la tropa de Abelardo se acerca poco a poco a su óptimo estado de forma.

0 Valladolid

Masip; Moyano, Mario, Calero, Nacho; Keko, Borja, Anuar, Toni, Ivi; Ramos

1 Alavés

Pacheco; Martín, Diéguez, Maripán, Duarte; Torres, Manu, Wakaso, Jony, Ibai; Sobrino

Goles
0-1, min. 43, Nacho, en propia puerta.
Árbitro
Amonestó a Calero (min. 15) del Valladolid
Penaltis
1-0, Nacho, gol. 1-0, Wakaso, para el portero. 2-0, Ivi, gol. 2-1, Diéguez, gol. 3-1, Borja, gol.

Ya el once que sacó el técnico para el primer partido, contra el Valladolid, mostró que quedan menos de quince días para el arranque de Liga. La alineación estaba integrada por solo jugadores de la primera plantilla. Diéguez acompañó a Maripán en una zaga marcada por las bajas, y Wakaso ejerció en la media punta por detrás de la referencia Sobrino. No será el once del estreno en el Camp Nou, pero se asemeja cada vez más.

1 Alavés

Sivera; Vigaray, Montoro, Diéguez, Duarte; Manu, Torres, Wakaso, Ibai, Jony; Sobrino. También jugaron Javi López, Perera, Burgui, Paulino, Burgui, Lupu y Oier

0 Oviedo

Champagne, Martínez, Hernández, Christian, Mossa; Folch, Boateng, Tejera, Viti, Aarón (Saúl, min. 17), Toché

Goles
1-0, min. 36, Burgui
Árbitro
Amonestó a Wakaso (min. 47 del Alavés)
Incidencias
No hubo penaltis al ser el Alavés campeón matemático

El ritmo bajo fue la nota dominante de los primeros compases del encuentro. Ni el Alavés ni el Valladolid se hicieron con la manija del partido y aguardaron ordenados. Solo el balón parado parecía alterar tímidamente la calurosa tarde en El Berrón. Fernando Pacheco tuvo que atajar una buena ocasión pucelana surgida de un saque de esquina. La ocasión animó a los blanquivioletas, pero los albiazules aguantaron el empuje de su rival e igualaron fuerzas gracias a la buena circulación de la pelota. El ritmo sigue siendo pesado, pero el centro del campo vitoriano empieza a dar señales de leve evolución. No obstante, fueron las bandas las que tomaron el papel protagonista, aunque sin concretar en ninguna ocasión clara. Jony pudo desequilibrar el marcador en el minuto 30, pero su disparo se marchó por encima del travesaño.

Las claves

Primer partido
Una jugada de estrategia rompió el empate a escasos instantes del final del encuentro
Segundo partido
Abelardo solo introdujo tres cambios, incluido Vigaray, que reapareció nueve meses después

La pausa para hidratarse ayudó a los futbolistas, pero no al ritmo del partido. Con poco menos de un cuarto de hora por delante, el encuentro se encaminaba al empate sin goles. Solo la estrategia se empeñó en salirse del destino que parecía marcado, con una falta desde la derecha botada por Ibai que el zaguero pucelano Nacho mandó al fondo de su portería. Con el tiempo casi cumplido, el Alavés lograba un gol que se le estaba resistiendo. Victoria en el primer encuentro, pero los albiazules evidenciaron que todavía tienen la pólvora mojada. En la tanda de penaltis, necesaria en caso de un empate en la clasificación final, un error de Wakaso decantó la balanza para el Valladolid.

Gol y lesión

Para el duelo contra el Oviedo, Abelardo solo introdujo tres novedades. Sivera, Vigaray y Montoro relevaron a Pacheco, Martín y Maripán. El lateral madrileño no jugaba un partido desde noviembre y ayer completó los 45 minutos. Cerca estuvo de reaparecer con mal sabor de boca, pues el exalbiazul Tejera tuvo una buena ocasión al poco de comenzar el segundo choque.

La intensidad fue mayor que la del estreno, pero los acercamientos en los primeros minutos volvieron a ser escasos. Sivera, el más destacado, desbarató en el 30 un mano a mano que tuvo Toché. La réplica albiazul llegó cinco minutos después. Wakaso inició la jugada con un pase en profundidad para Burgui. El extremo controló el balón y batió a Champagne ajustando el balón a la madera. Gol agridulce, pues se vio obligado a abandonar el partido nada más marcar con visibles muestras de dolor.

Los canteranos que saltaron al campo oxigearon al equipo y la lucha de Lupu en el área inquietó a la zaga ovetense. Ya al filo del final, los de Anquela buscaron el empate, pero no consiguieron materializarlo. Toché, con el tiempo ya cumplido, batió a Sivera, pero el colegiado anuló el tanto por fuera de juego.

El Alavés se resarció así del mal encuentro de Soria y demostró que progresa, aunque lo hace poco a poco. La incorporación del resto de piezas al equipo ayudará a dar empaque al proyecto de Abelardo. Todavía quedan dos partidos de pretemporada para terminar de dar brillo al verdadero Alavés.

Burgui se coloca pichichi de la pretemporada con dos dianas

Burgui recordará su participación en el torneo de ayer con sensaciones contrarias. Volvió a marcar y ya es, con dos dianas, el máximo goleador albiazul de la pretemporada. Pero también se vio obligado a abandonar el terreno de juego por lesión nada más convertir el tanto.

La situación define lo que ha sido la trayectoria del jugador en el Alavés. Cuando mejor estaba la temporada pasada, una lesión en San Mamés le obligó a descansar. Se recuperó, pero no volvió a dar el nivel que había dado en su momento cumbre. Terminó la temporada lejos de mostrar la calidad que se esperaba de él.

Esta campaña tiene la oportunidad de reivindicarse para un entrenador que confía en él y le exige a partes iguales. En la pretemporada ha dado señales intermitentes de su calidad y ha respondido con dos goles de bella factura. Ahora, con su lesión, que previsiblemente le tendrá alguna semana fuera, vuelve a la casilla de salida. Su presencia en la primera jornada de Liga es dudosa.

Debut de Javi López

Su infortunio propició una nueva oportunidad con el primer equipo para el joven Oier Sarriegi. El guipuzcoano, de 21 años, es una de las incorporaciones del filial para esta temporada. Procede de la Peña Sport, que ha competido este año en Segunda B.

Además, el joven lateral zurdo Javi López tuvo sus primeros minutos en la pretemporada. A sus 16 años, es una de las joyas de la cantera babazorra y ha sido internacional con España. Salió mediado el segundo encuentro en sustitución de Duarte.

 

Fotos

Vídeos