Fútbol

Santos: «El Alavés no era lo que aparentaba desde fuera»

Christian Santos, en uno de sus últimos partidos con la camiseta del Alavés./EFE
Christian Santos, en uno de sus últimos partidos con la camiseta del Alavés. / EFE

El venezolano, que el domingo se estrenó como goleador con el Deportivo, carga contra el conjunto albiazul

Iñigo Crespo
IÑIGO CRESPO

Christian Santos aún se siente dolido por el trato injusto que cree haber recibido en el Alavés. El delantero, que el domingo se estrenó como goleador en Segunda con el Deportivo ante el Nàstic de Tarragona, apuró su estancia en Vitoria hasta que su situación contractual se volvió insostenible y aceptó la rescisión del acuerdo que le ofrecía el club albiazul. El venezolano, sin embargo, carga con dureza contra su exequipo en una entrevista concedida a 'La Opinión de A Coruña'. «Vengo de un sitio donde las cosas no eran como aparentaban fuera del vestuario. Es un alivio que aquí la gente sea de verdad sana», sentencia.

Aunque el ariete asegura que no le gusta mucho hablar de su estancia en la capital alavesa y solo la reduce a «experiencias de las que aprendes y nada más», lanza algunos dardos de manera indirecta, que muestran cierto malestar sobre su pasado albiazul. «Antes me hacía demasiadas ilusiones y al final acabas cayendo en un hoyo porque no se terminan de dar las cosas. No es recomendable y hay que tener paciencia, creer en uno mismo y saber qué cosas no dependen de ti», afirma durante la conversación.

Santos ha mostrado siempre una gran seguridad y confianza en sí mismo, lo que le llevó a rechazar varias ofertas cuando el Alavés le transmitió que no entraba en sus planes. De hecho, en alguna ocasión deslizó que gozaba de menos cantidad de minutos de los que merecía, y que él se encontraba en forma y marcaba goles. «He pasado por etapas en las que estaba rompiéndola, haciéndolo muy bien, marcando goles y no jugaba. Entrenaba como una bestia y no jugaba. Ahora eso ya no lo pienso», concluye en la citada entrevista

Cifras discretas

No obstante, el rendimiento del venezolano nunca llegó a cumplir las expectativas del club desde su llegada en verano de 2016. Aterrizó en Vitoria como hombre-gol y sus registros resultaron muy discretos, con 5 goles en 31 partidos de Liga. Pero peor que su balance anotador resultó su incidencia en el juego, donde apenas participaba más allá del área rival.

A pesar de que contó con opciones con Gianni De Biasi (fue titular en cuatro partidos seguidos), solo disputó 22 minutos a las órdenes de Abelardo y permaneció inédito durante todo 2018. Tras la llegada de John Guidetti y con solo una temporada más de contrato, el ariete comprendió que debía hacer las maletas y poner rumbo al Deportivo, donde ahora busca reivindicarse y regresar a Primera.

 

Fotos

Vídeos