Velázquez: «Merecíamos, mínimo, un empate»

ADG

No es una derrota en el tiempo de prolongación la mejor forma de estrenarse al frente de un equipo. Sin embargo, Julio Velázquez, entrenador del Deportivo Alavés, transmitió un mensaje de moderado optimismo, o al menos el compromiso de dejarse hasta el último aliento en busca de la permanencia. «Como cualquier equipo del mundo que se está jugando la permanencia, estoy fastidiado. Merecíamos, mínimo, un empate, y es muy duro que el punto se te vaya en el minuto 93», reconoció. Esto no nos va a ocurrir solamente a nosotros, tenemos que estar con la atención puesta en el próximo partido. Es durísimo, pero hay que pensar que es posible, sin ningún tipo de dudas«, agregó.

El salmantino buscó siempre la lectura positiva de lo visto sobre el terreno de juego del Sadar, donde hizo hincapié en los méritos de sus jugadores y apeló a ese mismo espíritu para seguir adelante. «Tenemos que levantarnos por profesionalidad y responsabilidad», comentó. «Hubo cosas muy interesantes, conseguimos igualar a Osasuna y cualquiera de los dos pudo llevarse los tres puntos. El resultado más justo hubiera sido un empate. Hay que darle al botón de la ilusión y pensar en el próximo fin de semana», prosiguió.

Por otro lado, preguntado por una cierta falta de ambición o por si su equipo pecó de conformista con la igualada sin goles, Velázquez fue claro: «No nos conformábamos con el empate, ni mucho menos, pero jugar en El Sadar en la jornada cinco no tiene nada que ver con hacerlo en la jornada que estamos. Intentamos contrarrestar permanentemente lo que hacen bien. pero buscando nuestro potencial».

Otro de los aspectos que penalizó al Deportivo Alavés en su visita a Pamplona fue la falta de contundencia en la acción decisiva del partido, la del gol de Budimir ya en el tiempo de prolongación. Además, consideró que un riesgo excesivo o una desmesurada falta de ambición hubiese sido letal para los intereses: «Las áreas son fundamentales, donde se desarrolla todo, y esos detalles son los que marcan la diferencia. La ambición hay que canalizarla de la forma correcta y a mí me parece que no faltó. Se trataba de no hacer ciertas cosas que nos podían exponer».

Sobre la jugada del gol, Velázquez también tenía un primer análisis: «De manera detenida, aún no tuve la ocasión de verla. Sí que hubo varios errores, que cuando se llega a un minuto concreto, con Osasuna casi con los deberes hechos y nosotros la presión de cuidar lo que tienes. Me imagino que la situación emocional influye de manera directa».

Finalmente, el preparador babazorro también quiso reconocer el papel de una afición que calificó de modélica, así como agradecer su apoyo.