Velázquez justifica las ausencias de titulares por «una cuestión médica»

El entrenador asegura que Edgar, Pellistri, Luis Rioja y Joselu acabaron tocados el partido con el Levante y por eso los descartó ante el Cádiz

MIKEL URIARTE

Julio Velázquez dio ayer posiblemente su última rueda de prensa como entrenador del Alavés. Lo hizo con su habitual discurso, de nuevo con alabanzas a la afición y sin concretar algo respecto a su futuro laboral. En lo que se refirió al encuentro, lo más destacado fue la ausencia en la convocatoria de Edgar, Pellistri, Luis Rioja y Joselu. El preparador lo justificó por una razón física en los cuatro casos. «Ha sido una cuestión médica. Los doctores me han aconsejado que no jugaran porque no estaban a disposición para disputar este encuentro», argumentó el técnico albiazul.

En la previa del partido ante el Cádiz había hecho hincapié el preparador salmantino en apelar al sentimiento y a la historia de la entidad para que sus futbolistas no se dejaran llevar en la despedida de la temporada. «Lo importante era respetar el escudo que llevamos, a la afición y a la competición. Con nuestras armas hemos intentado ganar el partido. Los jugadores que han estado han hecho un trabajo que no se les puede reprochar nada. En la segunda parte hemos bajado un poco, pero porque muchos no han tenido esa condición durante la temporada. Después de su gol y con los últimos cambios hemos vivido más en campo rival. El equipo ha dado la cara y en todo momento hemos estado en disposición de ganar. Era importante que compitiéramos», sentenció Julio Velázquez.

Volvió a elogiar a la afición, quien no paró en ningún momento de alentar a los suyos pese al fracaso cosechado por el descenso. «Es descomunal. Es una cosa de locos cómo han animado todo el partido y cómo se han enganchado con el encuentro. Les doy las gracias de manera sincera. Es el activo más grande del club. Han venido y apoyado al equipo. A partir de ahí, el equipo ha intentado mostrar una buena cara y estar en disposición de ganar», corroboró el entrenador.

Vacaciones desde hoy

Tampoco dio nuevas pistas sobre su futuro. Apeló a una posible conversación que pudiera darse en próximas fechas con los responsables de la entidad para despejar su horizonte profesional. En su día firmó hasta junio, pero una vez de que no se ha logrado enderezar la situación, y pese a que en dos momentos se ilusionó al entorno con una hipotética salvación, parece evidente que los caminos de ambas partes se separarán en breve. «Entrenar al Alavés me parece un privilegio. He creído en todo momento. Nos hemos dejado la vida en el día a día y en la competición. Dentro de la dificultad, conseguimos en dos momentos que todo el mundo se volviera a ilusionar. Fuera de casa nos ha costado mucho. Veremos qué pasa. Me he sentido muy cómodo en la ciudad y en el club. Lo he disfrutado. Hablaré con el club y veremos qué pensamos todos. Es un privilegio entrenar a esta entidad, esté quien esté», sostuvo Velázquez.

Lo que es claro es que desde hoy la plantilla disfruta de sus vacaciones a la espera de que mañana se ofrezcan las explicaciones oportunas por parte de Alfonso Fernández de Trocóniz y Sergio Fernández para valorar los porqués del descenso a Segunda.