Toquero se despide: «Mi carrera termina aquí»

Toquero celebra un gol como jugador del Alavés, frente al Valencia./Igor Aizpuru
Toquero celebra un gol como jugador del Alavés, frente al Valencia. / Igor Aizpuru

Una grave lesión en la rodilla derecha obliga al exjugador albiazul, de 34 años, a dejar la práctica del fútbol

Alberto Canto
ALBERTO CANTO

Gaizka Toquero no ha podido aguantar más. El exalbiazul ha anunciado este jueves que se retira del fútbol profesional, a los 34 años, tras no haber superado la grave lesión en la rodilla derecha que arrastra desde el final de la pasada campaña con el Real Zaragoza y que le ha mantenido en el dique seco a lo largo de toda la temporada. Este contratiempo, unido a la edad del jugador vitoriano, han sido los culpables de que el delantero del barrio de Ariznabarra haya tenido que adelantar su adiós definitivo.

El ariete, que fue una pieza clave en el Alavés entrenado por José Bordalás que consiguió el ascenso a Primera División hace tres años, fue intervenido quirúrgicamente el pasado verano y su evolución ha sido vigilada de forma constante por los médicos a lo largo de estos meses. No obstante, los dolores que ha sufrido esta temporada no le han permitido ni siquiera entrenar junto al resto de sus compañeros del conjunto aragonés.

Toquero se formó en la cantera del Deportivo Alavés y fue una figura importante en el Athletic entre 2008 y 2015. Fue entonces cuando pasó a engrosar las filas del conjunto vitoriano y defendió la camiseta albiazul durante las temporadas 2015-16 y 2016-17. En estas dos campañas se convirtió en fundamental en los esquemas de Bordalás, primero, que culminó con el ascenso en 2016, y con Mauricio Pellegrino, después, en Primera División. En el Alavés jugó 69 partidos y marcó doce goles.

Tras su paso por Vitoria recaló en el Zaragoza, club en el que se retira. En su currículo futbolístico también se incluyen tres finales de la Copa del Rey, curiosamente ante el mismo rival, el Barcelona, dos de ellas con la camiseta rojiblanca y la última, en 2017, con la alavesista. En todas perdió, aunque sin duda, la de peor recuerdo fue la que disputó en el Vicente Calderón con el Alavés, ya que no jugó ni un minuto.

Toquero aterrizó en la capital aragonesa en agosto de 2017 con el objetivo de ser importante en el equipo para intentar alcanzar el ascenso. Veteranía, pundonor y gol, unas cualidades que ya demostró en sus anteriores equipos y que ilusionaron al zaragocismo cuando se anunció su fichaje por dos temporadas. Firmó un buen primer año con la zamarra blanquilla, con 29 partidos jugador (18 de ellos en el once inicial) y cuatro tantos en su cuenta particular. Además, fue una figura importante a nivel colectivo para conseguir afianzar el tercer puesto de la clasificación que le dio una plaza para disputar los play off de ascenso. El sueño de regresar a Primera División se esfumó en la primera ronda de la eliminatoria después de caer ante el Numancia en La Romareda por 1-2. Fue la última vez que Gaizka Toquero se vistió de corto.

«Una y mil veces»

Desde ese momento, el jugador de Ariznabarra luchó por recuperarse de los problemas en la rodilla y poder volver a pisar el césped del feudo zaragocista. Sin embargo, la versión amarga del fútbol se ha cebado con este vitoriano a lo largo de los últimos meses, obligándole a tomar la dura decisión de colgar las botas.

Gaizka Toquero ha recordado, durante el anunció de su retirada, que a lo largo de la temporada intentó «una y mil veces» recuperarse de la lesión en la rodilla para regresar a los terrenos de juego, aunque no lo consiguió, por lo que su carrera futbolística «termina aquí». El jugador ha explicado su decisión a los medios de comunicación en una comparecencia en el estadio de La Romareda, donde ha estado arropado por sus compañeros y miembros de la directiva y el presidente del club aragonés, Christian Lapetra.

Emocionado, el ariete vitoriano ha recalcado que a pesar de que «este ha sido año muy difícil», no cambiaría ni un capítulo de su carrera, tan solo habría reescrito su final, «desde un campo de fútbol en lugar de con una lesión».