Sergio Fernández, en la presentación de Anderson Arroyo. / IGOR MARTÍN

Deportivo Alavés

Sergio Fernández asume la «obligación» de dar salidas para «reajustar el plan inicial»

Además de jugadores que no cuentan, se antojan inevitables marchas importantes como la de Pacheco, tentado ahora por el Almería

Iñigo Miñón
IÑIGO MIÑÓN

El Deportivo Alavés presentó ayer a Anderson Arroyo, que llega cedido del Liverpool. Su quinta incorporación, tras Salva Sevilla (Mallorca), Xeber Alkain (Real Sociedad B), Carlos Benavídez (Independiente) y Aleksandar Sedlar (Mallorca). El sexto, ya oficial, es Jon Guridi (Real Sociedad). Y el séptimo bien podría ser Nikola Maras, central del Almería. El albiazul es uno de los clubes más activos del mercado en el capítulo de entradas, lo que inevitablemente le fuerza a esforzarse también en las salidas.

«Es una obligación», asume Sergio Fernández.Por pura logística diaria. «Por número de futbolistas en la plantilla, tienen que salir jugadores que actualmente tenemos con contrato en vigor», reconoce el director deportivo albiazul. Son 26 sin contar a los del filial que están entrenando a las órdenes de Luis García Plaza en pretemporada, aunque algunos como Tachi, Saúl García y Carlos Isaac ni siquiera se han incorporado al trabajo y saben que deben buscarse un nuevo destino.

Y, más importante, por el enorme quebradero de cabeza que tienen los clubes a la hora de configurar sus plantillas y cuadrar sus cuentas. «Desde este año se difiere la ayuda al descenso y eso nos obliga a reajustarnos y modificar el plan inicial que teníamos», explica el director deportivo albiazul. Se refiere a que solo se puede usar el 60% de lo que les da la Liga como compensación económica por perder la categoría. 19,8 millones en total en el caso del Alavés, que podrá utilizar unos 11,8.

Sigue teniendo ventaja respecto a la mayoría de sus competidores en la categoría de plata, aunque también le «dificulta» sus planes el famoso límite salarial que impone la Liga. No es excusa, asume el leonés, porque eso «no es algo exclusivo del Deportivo Alavés», pero hay fichas altas heredadas de Primera que suponen un hándicap en Segunda. Algunos jugadores, por tanto, saldrán porque no entran en los planes del entrenador, pero hay otros que, aunque sí encajarían futbolísticamente, no lo hacen en los parámetros económicos del club o simplemente aspiran a seguir en Primera.

La oferta del club andaluz se puede hilvanar con el interés albiazul en el central serbio Maras

Operación

Tales como Lejeune o Luis Rioja, tentados por clubes de la máxima categoría. O, fundamentalmente, Fernando Pacheco, la pieza albiazul más cotizada en la planta superior. El portero extremeño es objeto de deseo por parte del Getafe, una opción que personalmente le seduce, pero también se ha metido por medio el Almería, según informan medios locales. Y la oferta que ha presentado el club andaluz se acerca más a las pretensiones vitorianas. Como telón de fondo, además, el interés babazorro por el central albirrojo Maras, que puede llegar a Mendizorroza en calidad de cedido con opción de compra.

«Mantener el equilibrio»

El Alavés está dispuesto a traspasar al guardameta, una de sus piezas clave durante los últimos siete años. Nunca ha ocultado su condición de club vendedor. Ymenos tras un descenso que conlleva severas repercusiones económicas. Pero siempre a un precio justo que le refuerce en el objetivo de apuntalar el plantel de cara al objetivo del ascenso. «Lo importante es mantener el equilibrio entre encontrar acomodo a algunos jugadores y armar la mejor plantilla posible para estar en disposición para pelear por el objetivo», explica Sergio Fernández.

«Tenemos tres muy buenos delanteros que en ocasiones hemos cometido el error de menospreciar»

Fichar un goleador

Dicho de otro modo, dejen salir para que puedan seguir entrando. Porque a la idea de Luis García Plaza todavía le faltan piezas. Han llegado dos defensas, tres centrocampistas y un atacante, Alkain, que actúa como extremo o segundo punta. El leonés, de momento, no considera prioritaria la contratación de un ariete goleador. «En plantilla tenemos tres muy buenos delanteros que en algunos momentos hemos cometido el error de menospreciar», destaca.

Son Mamadou Sylla (9 goles con el Girona en Segunda, ninguno en Primera con Alavés y Rayo), Miguel de la Fuente (5 en Segunda con el Leganés y 1 en Primera con los albiazules) y Taichi Hara (8 en la Liga belga con el Sint-Truidense). «Confiamos plenamente en sus posibilidades y capacidades», concluye.