Prensa2

Deportivo Alavés

Rubén Duarte: «Yo trato de ayudar en la posición que sea»

Ante la escasez de centrales tras la lesión de Sedlar, el lateral se pone a disposición de Luis García para «dar el 200% donde sea»

Iñigo Miñón
IÑIGO MIÑÓN Vitoria

Sedlar sigue al margen. En tratamiento de su lesión. El club espera que el período de baja sea menor al inicialmente temido, pero el defensa serbio, el jugador de campo más utilizado por Luis García Plaza hasta la fecha no estará el domingo ante la Ponferradina. Al técnico albiazul le quedan Maras y Abqar como únicos centrales puros, pero el marroquí ya estuvo entre algodones toda la semana pasada para poder llegar a tiempo, aunque fuera como suplente, al partido de Cartagena. En la recámara, la polivalencia de Anderson Arroyo y Nahuel Tenaglia, dos laterales derechos que pueden desempeñarse en el eje de la zaga.

El entrenamiento del jueves ha contado con los defensas del filial Adrián Pérez, Joseda y Xanet Olaiz

cantera

Seguramente por eso Luis García citó para el entrenamiento del jueevs a tres defensas del filial: Adrián Pérez, Joseda y el juvenil Xanet Olaiz. El primero y el tercero son centrales; el segundo, lateral derecho, por si el colombiano o el argentino tuvieron que ejercer por dentro. Toda precaución es poca, aunque el técnico madrileño también podría desplazar al centro a Rubén Duarte, que ha vuelto a adueñarse del lateral izquierdo en las últimas jornadas.

«Desde que llegué he demostrado que voy a dar el doscientos por cien donde me pida el míster. Yo trato de ayudar al equipo, este año incluso más siendo uno de los capitanes, y aportar donde sea y cuando sea, siempre a disposición del entrenador en la posición que me diga», apunta el almeriense, que ante el conjunto berciano espera dar continuidad al buen inicio liguero.

«No hemos hecho nada»

«Todo va bien, pero el equipo quiere más. No nos conformamos, sabiendo que es muy complicado y que cuesta un mundo ganar cada partido», afirma Duarte, que insiste en la dificultad que entraña la Segunda División. «No es nada fácil lo que estamos haciendo, a pesar de los números. Tenemos que seguir, todo está muy igualado y no hemos hecho nada». Así, subraya que «el domingo hay que comerse el césped», porque, pese al coliderato, «siempre hay cosas que mejorar».