Así se ha robado en Nanclares la excavadora del ataque a Mercedes