Celta-Alavés

Reenganche ante un rival magullado

Caras sonrientes en el inicio del entrenamiento de ayer en Ibaia, donde Abelardo ya pudo contar con todos sus jugadores./Igor Aizpuru
Caras sonrientes en el inicio del entrenamiento de ayer en Ibaia, donde Abelardo ya pudo contar con todos sus jugadores. / Igor Aizpuru

El Alavés, con la duda de Pacheco hasta el final, mide su dinámica frente a un dubitativo Celta en un duelo marcado por las consecuencias del parón liguero

Fernando Ruiz de Esquide
FERNANDO RUIZ DE ESQUIDE

Trece días después de batir al Real Madrid en Mendizorroza en un partido para el recuerdo, el Alavés afronta hoy el reenganche a la competición en Vigo. Un partido, a priori, marcado por dos condicionantes generales y uno particular. El primero de ellos, un parón liguero con compromisos internacionales y dos equipos que pagan el peaje. Sin Maripán en la convocatoria albiazul tras los 180 minutos del central con Chile y el viaje transoceánico que le trajo de vuelta ayer a Ibaia, y sin el delantero Maxi Gómez los celestes por su lesión con Uruguay. La segunda circunstancia especial se refiere a un adversario que arrancó la competición entre los mejores y cuyo potencial es notable, pero se presenta ahora magullado por las cinco jornadas consecutivas sin ganar y, por tanto, necesitado de una inmediata reacción.

Solo al Alavés afecta, pero resulta tan importante como todo lo demás la duda de Pacheco en la portería. El portero albiazul formará este viernes parte de una expedición que incluirá tres guardametas y, pese a las «leves molestias» que aún padece en su tobillo a consecuencia de un fuerte esguince, se antoja que tras «entrenar con normalidad» en la jornada del jueves la idea de Abelardo es alinearlo en Balaídos. La decisión final se tomará hoy mismo. La lógica apunta a dejar margen a la recuperación del extremeño hasta la próxima semana, pero debe resultar difícil prescindir de una puerta blindada una vez que se ha instalado y probado que resiste contra todo tipo de ladrones.

Pero la primera preocupación del técnico alavesista, como siempre, se dirige al funcionamiento del colectivo. Porque el Alavés se presenta en Balaídos en un situación similar a la que precedió a su desplazamiento al Ciudad de Valencia para medirse al Levante. Allí, le esperaba un adversario en el límite que le superó en todos los aspectos durante una primera mitad que decantó el partido. El Celta, sin duda con mayores dosis de calidad individual, es ahora el que espera para dejar atrás su 'minicrisis'. «Van a salir muy motivados e intensos, sabemos que si comenzamos blandos nos van a superar y tenemos que estar preparados», remarcó Abelardo, que parece tener en la cabeza el choque que supuso la segunda derrota liguera y no el triunfo frente al Real Madrid en Mendizorroza que mantiene al equipo en puestos europeos.

Probable trivote

El preparador alavesista, en cualquier caso, entiende que el grupo se encuentra suficientemente maduro para encajar con naturalidad una victoria de este calibre y volver a su realidad. Aquella 'Permanecia League' a la que se refirió y volvió a apelar en téminos de «objetivo primordial. Los jugadores están mentalizados de que si no corremos y sufrimos, si no estamos bien en defensa y en ataque, no vamos a ganar partidos», recordó.

Queda por determinar cómo el paréntesis liguero puede afectar a la alineación alavesista. Abelardo dejó claro que el equipo necesitará un ritmo alto para tratar de neutralizar al Celta y, en ese sentido, todo apunta a que cuenta con los futbolistas que han entrenado con normalidad en Ibaia durante las dos últimas semanas. Quizás la duda reside en si Mubarak Wakaso, el primero en regresar tras participar en los partidos con Ghana, entrará este viernes o no en el once inicial. «Jugamos contra un rival al que le gusta tener la posesión del balón, circular la pelota y jugar con laterales muy profundos», fue su análisis, además de precisar que, en su opinión, Iago Aspas, el internacional con Luis Enrique, «es uno de los mejores jugadores de la Liga».

Sí parece claro que la zaga, sin Maripán en la lista, la formarán Martín, Laguardia, Ximo y Duarte. En el centro del campo, Pina y Brasanac parecen fijos. Una convocatoria con cuatro medios centros -también están en la lista Wakaso y Manu- invita a pensar que se mantendrá el trivote. Si no hay sorpresas, Ibai y Jony volverán a ocupar las bandas y Calleri la punta de ataque.

Celta, partidos con goles

En el Celta también aparecen las dudas tras una semana donde hasta siete jugadores han tenido compromisos internacionales. Aunque, con unos u otros, la tendencia del equipo celeste es a generar partidos con goles. En las ocho jornadas iniciales la escuadra de Mohamed ha marcado y en siete ha recibido gol.

Balaídos, un campo con reminiscencias históricas para el Alavés, de salvación y descenso a Segunda B, de semifinal de Copa reciente, medirá esta noche la respuesta de un equipo albiazul enrachado. «Vamos a necesitar -advirtió Abelardo- un partido como el que hicimos ante el Real Madrid».

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos