El Rayo-Alavés del 22 de septiembre, en el aire

El estadio de Vallecas, en uno de sus últimos partidos./E. C.
El estadio de Vallecas, en uno de sus últimos partidos. / E. C.

La Comunidad de Madrid obliga a cerrar el Estadio de Vallecas por obras hasta mediados de octubre y, de momento, la Liga aplaza el partido contra el Athletic

JON AROCA

El Deportivo Alavés conoce, desde hace tiempo, cuáles serán los horarios de sus partidos hasta la séptima jornada. Los albiazules jugarán primero contra el Espanyol, el domingo a las 16.15 horas, y luego les tocará contra el Valladolid, Rayo Vallecano, Getafe y Levante. Pero uno de ellos quedó ayer de pronto en el aire. Precisamente, el sábado 22 de septiembre al club albiazul le correspondía viajar a Vallecas para enfrentarse a partir de las 13.00 horas al Rayo, recién ascendido a Primera. Sin embargo, la disputa de ese partido se envolvió ayer en una gran incertidumbre. La Comunidad de Madrid, propietaria del campo, anunció ayer que el Estadio de Vallecas no acogerá más partidos de Primera División hasta que se completen las obras que arreglen los problemas de seguridad que tiene el recinto.

La empresa encargada de las remodelaciones, Fonsan, solicitó una prórroga para poder concluirlas. Hasta que no estén terminadas ese estadio no podrá acoger público. La reforma, con un presupuesto de 1,2 millones de euros, tiene como objetivo eliminar los defectos de seguridad que arrastra el recinto. Entre ellos, apuntalar las gradas y garantizar la seguridad general de los aficionados, así como asegurar el buen funcionamiento de los planes de evacuación en caso de emergencia. Las obras también buscan mejorar la higiene y salubridad del estadio, construido en 1976.

El detonante de la drástica medida fue la caída de un niño en el duelo contra el Sevilla de la jornada inaugural. El pequeño se precipitó a unos escombros debido al mal estado de una valla, todavía inacabada. No tiene más que rasguños, pero fue el punto culminante de un problema recurrente en los últimos tiempos en el estadio. Aficionados y peñas del club han avisado en varias ocasiones a la directiva de que es imprescindible que se acometan las reformas necesarias que garanticen la seguridad de los más de 14.000 espectadores que puede acoger el recinto.

Es por eso que el gobierno de la Comunidad de Madrid ha tomado la medida tras una reunión que mantuvo ayer con el Rayo Vallecano y la Liga. No se podrán jugar partidos con público desde el próximo 1 de septiembre hasta que finalicen las obras. No hay una fecha oficial, aunque se estima que sea mediado el mes de octubre.

Aplazamiento

Todo esto sucede en un contexto en el que la Liga acaba de arrancar. El Estadio de Vallecas, hasta mediados de octubre, tiene programados tres encuentros. El primero estaba fechado para este mismo sábado, con la visita del Athletic. Sin embargo, la Liga ya ha anunciado la suspensión oficial del encuentro. La nota informativa publicada por la competición explica que no hay una fecha determinada en la que se puede jugar el partido.

Para los dos próximos duelos, el 22 de septiembre contra el Alavés y el 29 del mismo mes contra el Espanyol, no hay ninguna solución oficial. El Rayo intentará que los encuentros se puedan jugar en su campo, algo que se antoja complicado. Por eso, las hipotéticas opciones para no suspender los encuentros son varias.

Una de ellas es invertir el calendario para que el Rayo, en vez de local, juegue como visitante. En ese caso, el Alavés jugaría en Mendizorroza dos encuentros seguidos, al tener que recibir días después al Getafe. Otra posibilidad es que el duelo se juegue en otro campo de la Comunidad de Madrid. Ya hay un caso similar. El Rayo Majadahonda, de Segunda, juega esta temporada como local en el Wanda Metropolitano al no cumplir su estadio las condiciones para la competición. La tercera opción, que no desea ninguna de las partes, es que los partidos se jueguen a puerta cerrada.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos