La continuidad de Laguardia en el Alavés de Segunda queda en el aire.

Desde el monte del pico

Preparando la mudanza

El Alavés despide la categoría ante un rival en la cuerda floja mientras afronta ya un exigente futuro que no espera a nadie

Fernando Ruiz de Esquide
FERNANDO RUIZ DE ESQUIDE

Casi de forma clandestina, un domingo en horario tardío y con la mirada del aficionado centrada en la próxima temporada, el Alavés se despide hoy de Primera División. El club prepara ya la mudanza que nadie hubiera deseado: seis años después, al piso de abajo, sin vistas a la bahía de los mejores. Las cajas de la decepción más aplastante,

logo-correo-on2.svg
Este contenido es exclusivo para suscriptores