Alavés

El porcentaje de penaltis comienza a descuadrarse

Ibai se dispone a golpear el balón hacia la izquierda del guardameta Soria, que lo detuvo sin demasiados problemas. / Rafa Gutiérrez

Ibai, el único que anotó desde los once metros la pasada campaña, falla el tercero de los cuatro últimos que ha lanzado el Alavés

Fernando Ruiz de Esquide
FERNANDO RUIZ DE ESQUIDE

«No lanzaré más penaltis». La frase corresponde a Manu García, poco después de acumular la pasada campaña ante el Levante su segundo error desde los once metros. Ayer, en una sexta jornada donde el Alavés inauguraba esta modalidad, que no suele abundar precisamente en la estadística albiazul, tampoco llegó el acierto. Ibai, el rey de los golpeos y a priori uno de los más capacitados para esta suerte, colocó el balón suave con el interior a la izquierda del guardameta Soria, que adivinó la trayectoria y atrapó la pelota sin demasiados problemas. Para que el Alavés, de sus últimos cuatro lanzamientos, solo haya anotado uno. El porcentaje comienza a descuadrarse.

El único acierto durante el ejercicio anterior fue precisamente del extremo albiazul. Entonces, un Ibai pletórico y en un momento crucial, en el estreno de Abelardo en el banquillo, embocó el penalti en Girona camino hacia su 'hat trick' y una remontada increíble en la Liga. Antes y después de ese gol desde los once metros, el capitán Manu García erró los otros dos. En el primer choque de Liga en Butarque, donde Cuéllar detuvo un balón centrado, y más tarde frente al Levante, al enviar la pelota fuera.

Ayer, tras el partido, Ibai hizo autocrítica en las redes. «Por cierto, yo le he pedido a Calleri» -parece que el primer encargado- «que me dejara tirarlo. Me ha dejado, lo he tirado mal de cojones y luego nos ha dado el punto con ese testarazo de animalaco que es¡», resumió.

Primero que iguala al Getafe

Curiosamente, solo el fallo ante el Leganés en la apertura de la pasada Liga acabó en un partido con derrota (1-0). Porque el Alavés se impondría después en el caso del Levante en Mendizorroza con un tanto de Laguardia y ayer, el gol de Calleri, evitó, al menos en parte, una semana de muchas vueltas a la cabeza para Ibai.

Las dianas en los penaltis en los últimos tiempos se reservaron para la temporada de Pellegrino en el banquillo alavesista. En aquella oportunidad sí llegó un cuatro de cuatro. A través de Christian Santos (2), el primero muy importante en Pamplona para remontar el vuelo después de un inicio dubitativo, y después con aciertos también por parte de Manu García y Edgar.

Aunque los once metros también dejaron la pasada campaña otro recuerdo amargo en Mendizorroza. Después de aquella espectacular eliminatoria de cuartos de final de la Copa frente al Valencia, que acabó por decidirse en una tanda con bastantes errores (2-3). En aquella ocasión solo Pina y Munir acertaron con la portería de Domenech, al que no pudieron batir Hernán Pérez, Pedraza y Sobrino.

Aún con el penalti que ayer desperdició Ibai ante Soria, el Alavés consiguió convertirse en el primer equipo que en esta Liga consigue equilibrar un duelo donde el Getafe había tomado ventaja. Los equipos de Bordalás, no hay que comentarlo demasiado en Vitoria, suelen resultar especialistas en convertir sus ventajas parciales en una losa definitiva. Por todos los medios, como hizo el conjunto albiazul durante la campaña 2015-16 que concluyó en el regreso a la Primera División. Verlo desde la otra perspectiva, es cierto, tiende a irritar.

 

Fotos

Vídeos