El Correo
Alavés

deportivo alavés

Mendizorroza estrena videomarcadores

Los nuevos videomarcadores de Mendizorroza.
Los nuevos videomarcadores de Mendizorroza. / Igor Aizpuru
  • La hinchada disfrutó de una mezcla de nostalgia y futuro con una sucesión de imágenes históricas y mensajes de motivación cargados de sentimiento

Al Alavés solo le faltaron dos cosas para que el regreso a Primera en Mendizorroza fuera perfecto: la victoria y los videomarcadores. El estadio albiazul ya tiene las pantallas electrónicas con las que ha completado la remodelación íntegra de su estadio. «¡Ha llegado el día! A las 20.25 estrenamos el nuevo videomarcador. ¡No te lo pierdas!», advería la cuenta oficial de Twitter del club horas antes de que arrancara el duelo con el Deportivo. Esa invitación anticipaba sin duda una proyección especial en los prolegómenos del encuentro. Y no defraudó.

Con una cadencia de unos cinco minutos media hora antes del partido, los videomarcadores reprodujeron pequeños latidos. La música se detenía y aparecía un encefalograma. Había vida. «Hau da Mendi» era uno de los mensajes que se proyectaba en las grandes pantallas del estadio albiazul. «Del Alavés se nace», iluminaba minutos después. Y a las 20.28, escasos instantes después de lo anunciado, estalló la nostalgia. El club preparó una sucesión de imágenes históricas acompañadas de uno de los valores del deportivo. «Ambición, carácter, compromiso...». Todas esas instántaneas, culminadas con una fotografía reciente del equipo, tenían un claro eslogan de trasfondo. «No más lágrimas».

La instalación de los videomarcadores supone prácticamente el punto final al proyecto 'Mendi Berria', en el que ha trabajado el club durante el verano para adecuarse «a las exigencias propias de la Primera División». Entre ellas, muchas cuestiones de orden organizativo interno y relacionadas con la instalación que la Liga de Fútbol Profesional demanda a todos los equipos de la categoría.

La colocación de los videomarcadores no llegó a tiempo para el choque del estreno ante el Sporting de Gijón. Los trabajos se iniciaron después del Trofeo Diputación gracias a unas grúas que se situaron detrás de las porterías, pero sin llegar a tocar un césped recién inaugurado para evitar su deterioro. Una circunstancia que fue posible debido a que las nuevas pantallas electrónicas se han colocado por piezas y no se ha necesitado en esta ocasión maquinaria de grandes dimensiones.

Hace dieciséis años, casi dos después de que se realizase la reforma de Mendizorroza en el verano de 1998, tras el ascenso a Primera, los videomarcadores se instalaron en una sola pieza. Algo que obligó a ubicar grandes grúas fuera del recinto deportivo y a elevar las entonces novedosas pantallas por encima de las tribunas de Cervantes y Polideportivo. Aunque el campo del paseo de Cervantes se renovó casi para el inicio de la temporada anterior –no se llegó a tiempo al estreno, celebrado en Bilbao ante el Betis–, los videomarcadores no se estrenaron en Mendizorroza hasta dieciocho meses después.