El Correo
Alavés

El Alavés cumple pero dependerá de otros

Viguera celebra el gol con la grada. / BLANCA CASTILLO
  • La escuadra albiazul se deshizo del Numancia en un choque de nervios con goles de Guzmán, Manu García y Viguera

El Alavés cumplió en Mendizorroza ante el Numancia, con una victoria en un choque de nervios, aunque el resto de resultados perjudicaron a la escuadra albiazul, que deberá ganar en Jaén en la última jornada y esperar a que otros no lo hagan. Un choque con un gran ambiente en las gradas y donde tras un pésimo arranque, con buenas ocasiones visitantes, enderezó el rumbo para vencer con goles de Guzmán, Manu García y Viguera en un duelo donde el Numancia acabó con nueve jugadores por expulsión de Juanma y lesión final de Gafoor.

El Alavés arrancó con una alineación donde Stevanovic sustituyó a Ion Vélez respecto al equipo que cayó en Ipurua. El bosnio ocupó la banda izquierda, con Tejera junto a Viguera por dentro y Guzmán en la derecha. Ante un Numancia que colocó a su portero suplente Raúl, aunque mantuvo gran parte de sus futbolistas titulares sobre el césped pese a tener asegurada la permanencia.

Un comienzo sobrecogedor vivió Mendizorroza, con un Alavés completamente agarrotado por los nervios que dejó al Numancia prácticamente jugar a placer y crear dos ocasiones clarísima de gol a balón parado. Pero no fue el momento de Enrich. Su primer remate se estrelló en el palo y lo salvó después la defensa con muchísimos apuros. Poco después, el delantero se vió con un cabezazo cercano a tres metros de la portería de Iván Crespo, pero su testarazo salió alto. Momentos de grandes apuros albiazules.

Poco a poco, a base de empuje y forzar acciones a balón parado, el Alavés reaccionó. Con una gran oportunidad de Tejera en un cabezazo que salvó con reflejos Raúl. Poco más tarde, en una avalancha de córners, el equipo alavesista logró tomar ventaja. En un lanzamiento de Tejera que un defensa prolongó y que cazó Guzmán con una gran volea. El trabajo más complicado se había concretado poco antes de la media hora.

Esta vez la escuadra albiazul evitó el sufrimiento. Porque en el primer acercamiento de la segunda parte, una acción de estrategia, surtió efecto. Tejera lanzó una falta rasa al primer palo y allí apareció Manu García para conectar un zurdazo que batió a Raúl. Apenas cinco minutos después un contragolpe lanzado por Tejera acabó en galopada de Guzmán y claro penalti de Juanma, que vio la cartulina roja. Viguera hizo el 3-0 y el Alavés jugaba ya ante diez futbolistas.

Pese al 3-0 la escuadra alavesista sufrió todavía ante un rival con diez. Una falta de Julio Álvarez que Samuel peinó involuntariamente en su propia portería alimentó los nervios de un Alavés desquiciado pese a la ventaja. Varios contragolpes quedaron sin sentencia, aunque la lesión final de Gafoor, que dejó al Numancia con nueve porque había realizado ya los tres cambios, apaciguó el final. Un epílogo con el oído en otros campos para recibir malas noticias. En cualquier caso, el conjunto vitoriano tiene muy clara una cosa. Cualquier opción para la permanencia pasa por vencer al Jáen en la última jornada.

Resultados poco favorables

Los resultados del resto de la jornada, en efecto, fueron poco favorables para los intereses vitorianos. Terminada la jornada, el Alavés queda con 48 puntos, los mismos que Girona y Jaén, después de la victoria fuera de casa de los catalanes ante la Ponferradina. El Jaén perdió ante el Deportivo de La Coruña, que se convirtió así en equipo de Primera División, a falta de una jornada por disputar, camino en el que acompañará al Eibar. El Castilla, ahora fuera del descenso, también solventó con victoria su compromiso, lo mismo que el Mallorca. Ambos dependen de sí mismos en la última jornada. También está en situación similar el Mirandés, que al final se ha metido en problemas con su derrota ante el colista Hércules, ya descendido, aunque con 50 puntos depende de sí mismo para que el susto no vaya a mayores.

La última jornada del campeonato deja los siguientes choques: el Girona recibe al Depor, que ya ha ascendido. El Castilla visita al Murcia, el Mallorca al Córdoba y Jaén y Alavés se la juegan entre ellos. Los albiazules deben ganar para tener opciones y esperar otros resultados para poder cantar victoria y festejar la salvación.

directo