logotipo del Alavés
Actualidad
ALAVÉS
«La destitución del entrenador no es más que el fracaso de quien le contrató», asume Quincoces, que mantiene «las mismas exigencias deportivas» para el proyecto
17 de octubre de 2011
CerrarEnvía la noticia

Rellena los siguientes campos para enviar esta información a otras personas.

* campos obligatorios
Cerrar Rectificar la noticia

Rellene todos los campos con sus datos.

* campos obligatorios
El presidente hace autocrítica
El presidente Avelino Fernández de Quincoces, con semblante serio, observa desde el palco el graderío de Mendizorroza. :: IGOR AIZPURU
IÑIGO MIÑÓN | VITORIA..-

«El capítulo de Luis de la Fuente en el Deportivo Alavés ya tiene un punto final». Con esta metáfora literaria, el presidente del club albiazul, Avelino Fernández de Quincoces, comunicó la destitución del entrenador. Justo después del encuentro, en la sala de prensa donde debía haber comparecido el propio técnico, tras una breve reunión entre el consejo de administración y el preparador riojano.

«Ha sido una decisión difícil, hemos mantenido a lo largo del tiempo nuestra confianza en Luis de la Fuente porque sabemos de su capacidad, de la gran empatía que hemos tenido con él, de la enorme ilusión que tenía en este proyecto. Creímos al principio que podía dirigirlo, pero los resultados, las circunstancias y el juego no han acompañado y a veces para escribir el epílogo que uno desea para la obra que uno está narrando necesita un punto final para los capítulos; y confiamos que, a partir de ahí, el resto de se corresponda con las ambiciones que tenemos para el Deportivo Alavés», explicó el dirigente albiazul, que realizó un ejercicio de autocrítica.

Asumió, de hecho, toda la responsabilidad de lo sucedido. «La destitución de un entrenador no es más que el relato del fracaso de quien contrató a ese entrenador», asumió Quincoces, que espera que este «giro» enderece el rumbo de la nave albiazul. «Estamos convencidos de que la decisión nos va a ayudar a crecer y a estar donde queremos que esté el Deportivo Alavés», precisó.

El mismo objetivo

El guion ha cambiado, pero el reto no. El objetivo del club, a pesar de este mal inicio y del cambio de entrenador, continúa siendo el ascenso a Segunda. «La exigencia deportiva sigue siendo la misma para la junta directiva», recuerda el presidente, convencido también de que «el equipo va a llegar a donde tiene que llegar, si no ha podido ser con Luis de la Fuente, con otro entrenador».

Confía en la plantilla, «concebida para la consecución de los logros que nos hemos fijado» y que «será una de las que logre el ascenso a Segunda», pero pide paciencia para poner en marcha el 'plan B'. O el 'C', cabría decir, porque la primera opción del club para la gestión deportiva era José María Amorrortu, que llegaría acompañado del 'Cuco' Ziganda para el banquillo.

No pudo ser, porque Josu Urrutia ganó las elecciones del Athletic y ambos acabaron en el organigrama rojiblanco, por lo que aterrizaron en el Alavés Dani Barroso, sobre cuya figura no se quiso pronunciar el presidente, y el destituido De la Fuente. «Lo que hicimos fue lo que hicimos», respondió Quincoces cuando fue interrogado sobre un posible error en la planificación, ya que esa espera por Amorrortu retrasó la puesta en marcha de la confección del plantel.

«Era el entrenador que queríamos, los informes nos convencieron», apostilló el presidente, para quien este «es un proyecto muy complicado» por las circunstancias que han marcado su nacimiento. «Es baladí recordar cosas obvias pero que enseguida se olvidan en un mundo tan inmediato como el mundo del fútbol, pero el 24 de junio todavía estábamos entrando en el club».

Agradecimientos

En este marco, Avelino Fernández de Quincoces quiso «agradecer a Luis de la Fuente, personalmente y en nombre de todo el consejo de administración, su esfuerzo y el trabajo realizado, que no han sido fáciles y se han tenido que desarrollar en un tiempo muy corto y con infortunios de todo tipo».

Tampoco se olvidó de la parroquia de Mendizorroza, que ayer arropó al equipo en todo momento y solo reclamó a gritos la dimisión del técnico cuando el colegiado dictaminó el final del encuentro. «Hay que agradecer el comportamiento de la afición del Deportivo Alavés, muy respetuosa con el equipo y el propio entrenador, sabiendo y conociendo las posiciones de la grada en partidos anteriores», concluyó.

TAGS RELACIONADOS
CerrarEnvía la noticia

Rellena los siguientes campos para enviar esta información a otras personas.

* campos obligatorios
Cerrar Rectificar la noticia

Rellene todos los campos con sus datos.

* campos obligatorios