logotipo del Alavés
Actualidad
ALAVÉS
Hombre de total confianza del dirigente baskonista, le ha acompañado en sus grandes proyectos
2 de abril de 2011
CerrarEnvía la noticia

Rellena los siguientes campos para enviar esta información a otras personas.

* campos obligatorios
Cerrar Rectificar la noticia

Rellene todos los campos con sus datos.

* campos obligatorios
Fernández de Quincoces, el candidato de Querejeta para presidir el Alavés
Querejeta y Fernández de Quincoces supervisan las obras del Bakh, hace cuatro años. :: EL CORREO
ALFONSO AZKORRETA | VITORIA..-

Avelino Fernández de Quincoces (Armiñón, 50 años) será, casi con toda seguridad, el futuro presidente del Alavés. Es el hombre elegido por Josean Querejeta para tomar las riendas del club albiazul. Para el nombramiento definitivo falta lo mismo que para la entrada oficial del máximo dirigente del Baskonia en Mendizorroza. Tras conseguir el apoyo de la Diputación, del Ayuntamiento y del Gobierno vasco -a través de convenios más ventajosos que los actuales y un patrocinio-, al directivo azulgrana sólo le falta el 'sí' de la Caja Vital a la concesión de un crédito y a una mayor implicación como mecenas. PSOE, PNV y PP, los principales partidos políticos, los mismos que gobiernan las instituciones y la entidad de ahorro, respaldan la entrada de Querejeta, por lo que el sello final se prevé cercano.

A Fernández de Quincoces le mueven distintas sensibilidades. Su proyección pública procede del ámbito político; vinculado al PNV, después a EA tras la escisión y últimamente cercano a Hamaikabat, donde llegó a perfilarse como candidato a alcalde en las próximas elecciones municipales. De hecho, está a la espera de una más que probable coalición entre PNV y Hamaikabat en Álava para sentirse 'liberado' de cualquier compromiso personal con esta formación y emprender otras tareas. En caso contrario, primaría su vocación política por encima de la empresarial. Pero también desde hace mucho tiempo le ha impulsado el deseo de que el Baskonia pudiese entrar en el Alavés. Una idea que le ronda por la cabeza desde la primera venta de acciones de Gonzalo Antón al mal hallado Dmitry Piterman.

Una semilla que germina

Quizá entonces se formó el embrión de la iniciativa que empezó a cobrar una forma concreta a finales de 2009, con la ampliación de capital abierta por el entonces presidente albiazul Fernando Ortiz de Zárate. La precaria situación del Alavés en todo este tiempo hasta ahora sólo ha contribuido a cimentar en Fernández de Quincoces el convencimiento de que el 'desembarco' baskonista en Mendizorroza es viable y hasta conveniente, siempre que este movimiento cuente con la bendición de los partidos políticos y las instituciones. Y así es.

Sus dotes debieron calar profundo en Querejeta, que, además de la sinfonía institucional, ha logrado constituir un fondo capitalista para su entrada en el Alavés formado por tres polos. El Baskonia y el empresario Jesús Echave son dos de ellos.

Pero el presidente del club de Zurbano nunca ha pensado dirigir en persona el Alavés. Es más, siempre ha considerado a Avelino Fernández de Quincoces como su extensión en las oficinas del paseo de Cervantes. Para el dirigente baskonista existe un evidente salto entre el fútbol y el baloncesto y cae por su propio peso que resulta imposible dirigir los dos clubes a la vez. Con Fernández de Quincoces al frente de la futura estructura albiazul tiene a un interlocutor de confianza, una persona a la que conoce de mucho tiempo atrás, que le ha acompañado en sus grandes proyectos y que desde 2003 forma parte del consejo de administración del Baskonia.

La 'elección' de Fernández de Quincoces constituye un paso más en el complejo proceso del traspaso de poderes en la entidad de Mendizorroza. En la voluntad de todas las partes existe el convencimiento de que culminará en unos días. El obstáculo principal se encuentra en la Caja Vital y no parece que exista peligro de una respuesta negativa.

Sin embargo, estos tiempos no coinciden exactamente con los que marcan la actualidad albiazul. El lunes se cierra la primera prórroga de la segunda ampliación de capital, ésta con Alfredo Ruiz de Gauna al frente del club. En teoría, es la fecha límite para la entrada de dinero fresco en la entidad alavesista. ¿Podrá precipitarse todo en unas horas? Quizás, pero cada vez más se acentúa la hipótesis de que los actuales directivos tengan que decretar una nueva prórroga que permita efectuar una transición tranquila.

Relevo pendiente

Porque, al margen de las negociaciones y movimientos que tienen que ver con las instituciones, Josean Querejeta deberá pactar -eso dicta el sentido común- la salida de la familia Gauna y allanar el camino hacia la futura presidencia. El viernes de la semana pasada, ambos presidentes se reunieron por primera vez, sin ahondar en el asunto del traspaso de poderes.

Cabo que aún queda suelto, ya que el nuevo consejo de administración del club sólo puede ser nombrado oficialmente en una asamblea extraordinaria de accionistas y ésta debe convocarse con un mes de antelación, al menos, por la directiva saliente. Existe, por tanto, una pequeña dependencia de los futuros accionistas con los actuales y un tiempo en el que ambos deberán 'convivir' en las oficinas del paseo de Cervantes.

CerrarEnvía la noticia

Rellena los siguientes campos para enviar esta información a otras personas.

* campos obligatorios
Cerrar Rectificar la noticia

Rellene todos los campos con sus datos.

* campos obligatorios