logotipo del Alavés
Actualidad
ALAVÉS
Tres personas tuvieron que ser atendidas por los servicios sanitarios a causa del altercado, que se saldó con tres detenidos y varios identificados
23 de septiembre de 2010
CerrarEnvía la noticia

Rellena los siguientes campos para enviar esta información a otras personas.

* campos obligatorios
Cerrar Rectificar la noticia

Rellene todos los campos con sus datos.

* campos obligatorios
Seguidores del Logroñés provocan graves incidentes en Ariznavarra
Agentes de la Policía Municipal retienen a los sospechosos. :: IGOR AIZPURU
DANIEL GONZÁLEZ.-

Lo que prometía ser una tarde tranquila en la que poder disfrutar con los amigos de un buen partido de fútbol acabó convirtiéndose en un infierno para las personas que sufrieron un brutal ataque de los cincuenta radicales del Logroñés que, hora y media antes del encuentro de su equipo contra el Álaves, sembraron el caos en el barrio de Ariznavarra. La Ertzaintza procedió a detener a tres de las personas identificadas como presuntos agresores, si bien retuvo al menos a una treintena de ellos junto al campo de fútbol al aire libre de la calle Castillo de Fontecha.

A pesar de la intensidad del ataque, en el que llegaron a entrar en el bar Rubén para ensañarse con la clientela y volcar un contenedor de vidrio para hacerse con más 'munición', fuentes de Interior confirmaron que tan sólo tres personas resultaron heridas, una de ellas con una brecha en la cabeza producida por el impacto de una botella.

Los alborotadores actuaron armados con palos, aunque algunos optaron por usar la hebilla de sus cintos como instrumento de ataque. «Vinieron con decisión, buscando pelea. Sabían lo que hacían», explicaban algunos clientes del bar, en el que durante la refriega tuvieron que parapetarse tras las mesas.

Con bengalas

Coches, mobiliario urbano y contenedores, todo sucumbió a su paso. Hasta utilizaron bengalas para agredir a las personas que se encontraban en su camino. La respuesta de las fuerzas de seguridad no se hizo esperar y varias patrullas de la Policía Local, la Ertzaintza y hasta antidisturbios de este último cuerpo acudieron a controlar la situación, deteniendo a una treintena de personas, a las que retuvieron durante más de una hora. Los que no pasaron la noche en el calabozo fueron escoltados hasta el autobús que les llevó de vuelta a Logroño, tras ser identificados, en espera de que se inicien acciones contra ellos.

No es la primera vez que los aficionados del Logroñés provocan disturbios en Vitoria. Hace un mes, con motivo del encuentro de la Copa del Rey, ultras del mismo equipo se enfrentaron a seguidores del Alavés en los alrededores del estadio de Mendizorroza, justo antes del comienzo del partido. Entonces, se procedió al arresto de una persona afín al equipo visitante, que intentó agredir a un ertzaina. Poco antes, el lanzamiento de un par de bengalas en la zona de las taquillas y la presencia de un grupo de radicales originaron una trifulca en la que un agente de la Policía Local resultó herido.

| VITORIA.
CerrarEnvía la noticia

Rellena los siguientes campos para enviar esta información a otras personas.

* campos obligatorios
Cerrar Rectificar la noticia

Rellene todos los campos con sus datos.

* campos obligatorios