Alavés - Athletic

Manu García: «Me niego a decir que estamos en un bache»

Manu García, durante el partido ante el Atlético/RAFA GUTIÉRREZ
Manu García, durante el partido ante el Atlético / RAFA GUTIÉRREZ

El capitán albiazul afirma que el Alavés vive una situación «privilegiada» y espera un Athletic renovado y «reforzado» tras su triunfo ante el Girona

Iñigo Crespo
IÑIGO CRESPO

El Alavés mantiene el pulso firme pese a su pequeño frenazo. Pese a igualar su peor racha desde la llegada de Abelardo (tres derrotas, un empate), el conjunto albiazul ha competido de manera irreprochable ante el Sevilla y el Atlético, dos de los equipos más en forma del momento. Y lo ha hecho, además, de la manera más reconocible, sin traicionar su estilo y con las mismas armas con las que llegó a alzarse al liderato de la Liga de manera fugaz. Las derrotas en el Metropolitano, en Butarque y en Girona, donde la Copa echó la persiana para los vitorianos, no han mellado ni gastado al vestuario, que insiste en que mantiene el vuelo alto.

«Me niego a llamarle bache a esto. Es una situación privilegiada. Estamos bien y hemos competido en todos los partidos. No es que nos hayan barrido. Decir que estamos en un bache cuando vamos quintos y teniendo los puntos que tenemos (24)... Creo que estamos muy bien», asegura Manu García. El capitán afirma que, pese a sumar un punto de nueve posibles y caer apeados de la Copa, el Alavés no ha sufrido ningún bajón en su juego. Lo cierto es que, salvo en el duelo ante el Leganés, donde padeció un apagón, se ha mantenido reconocible ante adversarios de gran entidad. En Montilivi, además, los vitorianos se vieron apeados del torneo del 'k.o.' pese a firmar uno de sus mejores partidos a nivel ofensivo.

«Estoy muy lejos de hacer valoraciones de dinámicas. Nos queda mucha liga. Estamos fuera de la Copa, que puede servir para tener al grupo metido en la competición. Hemos sido superiores al Girona en los dos partidos, pero el acierto y los detalles nos eliminaron. Contra el Atlético estuvimos metidos en el partido hasta el minuto 80. Hicimos un gran partido también contra el Sevilla», resume el capitán albiazul, que apela a la identidad que ha mostrado el equipo desde la llegada de Abelardo para volver a despegar el lunes contra el Athletic en Mendizorroza.

«Me espero a un Athletic muy competitivo y reforzado en lo anímico. Ha cambiado su estilo con respecto a Berizzo», resalta Manu García, quien advierte de que el nivel futbolístico de los rojiblancos no se corresponde con los puestos de descenso que ahora ocupan. «Las distancias son mínimas y es absurdo pensar a largo plazo. Creo que tienen tal nivel que no les veo pasando apuros», asegura. Eso sí, el centrocampista confía en que la fragilidad psicológica que acompaña a las dinámicas negativas puedan favorecer al Alavés. «Nosotros estábamos parecido el año pasado. Me imagino que su vestuario vendrá a jugar muy exigido. Eso te hace sacar lo mejor de ti. Pero es cierto que si el partido se nos pone favorable, les será difícil darle la vuelta anímicamente», subraya.

«No son buenos horarios»

El capitán albiazul espera una nueva «fiesta» en las gradas pese al hándicap del horario. «De cara al aficionado, no son buenos horarios. No favorecen los desplazamientos. El ambiente que habrá el lunes a las 21.00 será muy diferente al que habría un fin de semana por la tarde. Es una lucha de intereses entre la televisión, que es la que paga, y el aficionado, que para mí es la base y sin el que no estaríamos aquí. Hay que tratar de respetarlo y compaginarlo con el interés económico, que ayuda al crecimiento de los clubes y mejora las condiciones de los jugadores», concluye.

 

Fotos

Vídeos