La singular mirada de Aleix Vidal

Primer plano de los ojos de Aleix Vidal, durante su presentación como jugador albiazul. /Igor Martín
Primer plano de los ojos de Aleix Vidal, durante su presentación como jugador albiazul. / Igor Martín

El nuevo jugador del Alavés padece una anomalía ocular que sólo afecta al 1% de la población mundial

EL CORREO

El futbolista catalán Aleix Vidal ha sido presentado este lunes en Mendizorroza como nuevo jugador del Alavés. Al margen de sus destrezas futbolísticas, llama la atención en el plano físico la singular mirada del extremo de Valls (Tarragona).

La peculiaridad está en sus ojos y más en concreto en sus respectivos iris, ya que cada uno es de un color diferente. No se trata de lentillas, sino de una anomalía ocular denominada heterocromía.

Una mirada poco habitual en humanos, que afecta sólo al 1% de la población mundial, y que es más frecuente en gatos, perros, sobre todo huskies, y caballos. A pesar de la rareza, en la mayor parte de los casos «no supone ninguna alteración de la visión», indican los expertos. «La función ocular es normal». Aunque la diferencia de color entre ambos ojos sea evidente o dentro del mismo, es algo «puramente anecdótico».

Las causas de la heterocromía pueden ser varias, aunque suele aparecer en el momento en que el ojo adquiere su coloración definitiva, entre los 6 y 10 meses de edad. Se denomina «heterocromía congénita y puede ser de origen genético. También puede aparecer a lo largo de la vida como resultado de lesiones u otras enfermedades». En estos casos se conoce como heterocromía adquirida. Puede parecer que es lo que le sucedió a David Bowie, cuya mirada cambió a sus 15 años de vida tras recibir un puñetazo de un compañero. Sin embargo, el cantante tenía los dos iris del mismo color y la causa de su extraña mirada era otra. Tras el golpe, tuvo que ser sometido a varias operaciones y su pupila izquierda quedó dilatada permanentemente. Por este motivo y dependiendo de la luz, parecía que tuviera un ojo más oscuro que el otro.

David Bowie
David Bowie

La heterocromía iridium o completa, es la que cada ojo es de un color, mientras que en la parcial, los iris presentan dos tonalidades distintas dentro del mismo ojo. Este último caso es mucho más frecuente. A pesar de la rareza, muchas personas que la padecen han conseguido destacar en sus respectivas facetas, como es el caso del también furbolista catalán Xavi Hernández o de la actriz Demi Moore, que tiene un ojo más claro que otro. En el caso de Aleix Vidal, la diferencia es más evidente, ya que el ojo izquierdo tiene el iris de color marrón, pero el derecho es mucho más claro y verdoso.

Detalle de los ojos de Aleix Vidal.
Detalle de los ojos de Aleix Vidal. / Igor Martín

Una extraña mirada, la de Aleix Vidal, que junto con su instinto futbolístico y el olfato goleador podría cautivar a Asier Garitano esta temporada y también a la afición alavesista.