EFE

Alavés

La metamorfosis albiazul que se quedó a medias

Javier Calleja salvó al Alavés de un descenso casi cantado, pero nunca ha logrado aplicar el juego asociativo y de ataque que le caracterizaba

Jon Aroca
JON AROCA

Javier Calleja tuvo que cambiar para adaptarse al entorno, pero la realidad ha terminado devorando su proyecto en el Deportivo Alavés. El del Villarreal, su otro exequipo, fue su último partido en el banquillo albiazul. El cierre de una etapa que arrancó con fuerza, cimentada en una permanencia de extraordinaria dificultad, pero en la que nunca

logo-correo-on2.svg
Este contenido es exclusivo para suscriptores