Mendizorroza no puede arreglar sus goteras

rafa Gutiérrez

Deportivo Alavés

Mendizorroza no puede arreglar sus goteras

Los días de lluvia ponen al descubierto el pésimo estado de la techumbre de la grada principal que obliga a los espectadores a protegerse como pueden de las filtraciones mientras el Ayuntamiento de Vitoria, propietario del campo, y el Alavés debaten sobre el urgente y necesario arreglo

Jon Aroca
JON AROCA

Entre cincuenta y cien espectadores se mojan en Mendizorroza cada vez que la lluvia descarga sobre el estadio del Deportivo Alavés. La situación se ha repetido en los últimos partidos con la tribuna Principal como foco de los problemas. La culpable, la cubierta que la protege desde la gran remodelación que sufrió el esatdio en 1998. La única

logo-correo-on2.svg
Este contenido es exclusivo para suscriptores