La afición del Alavés mostró su enfado tras el descenso, pero no dejó de alentar a sus colores. / Igor aizpuru

Mendizorroza, un alarde de enfado y alavesismo

La afición muestra su profundo malestar con el club y con el equipo en un adiós que mezcló el enfado con el orgullo del sentimiento albiazul

Iñigo Miñón
IÑIGO MIÑÓN Vitoria

Era día de plebiscito en Mendizorroza. El partido en el que, sin nada en juego para los intereses propios, la afición alavesista iba a repartir sus notas del curso. Malas, como no podía ser de otro manera después del descenso. Suspenso generalizado. Para los del césped y para los del palco. «Iros todos a mamar, directiva y jugadores, no venim

logo-correo-on2.svg
Este contenido es exclusivo para suscriptores