Martín traslada su fiabilidad a la sub'21 con un excelente estreno

Martín felicita a Borja Mayoral tras marcar su segundo gol ante Dinamarca. /Raquel Manzanares
Martín felicita a Borja Mayoral tras marcar su segundo gol ante Dinamarca. / Raquel Manzanares

El vitoriano debutó en la titularidad, disputó los noventa minutos en la victoria ante Dinamarca (4-1) y participó en una de las jugadas de gol

FERNANDO RUIZ DE ESQUIDE

Martín Agirregabiria dio un nuevo paso en su imparable progresión. El domingo recibió la llamada de la selección sub'21 y ayer, apenas tres días después, se estrenó como titular con el conjunto de Luis De la Fuente en el amistoso de Logroño ante Dinamarca. Para trasladar su fiabilidad al combinado nacional en un excelente partido donde, como ya sucediera en su debut en el Alavés, se comportó con la serenidad de un veterano. Sin demasiadas exigencias defensivas ante un adversario superado (4-1) pese a adelantarse en el inicio, pero con un excelente encaje en el juego combinativo que maneja el equipo.

Martín tocó su primer balón a los 54 segundos de juego y prácticamente no cometió errores en todo el partido. Dentro de un 4-2-3-1 donde en su banda diestra conectó con el valencianista Soler y también con el mediocentro Fabián, exbético y ahora en el Nápoles. Estos dos jugadores, junto a un Mayoral con tres goles, fueron los grandes protagonistas del duelo. Para el jugador alavesista, que aseguró los primeros pases y después se soltó, el partido resultó redondo. Si pretendía mostrar su candidatura para disputar el europeo de la categoría que se jugará en San Marino e Italia el próximo verano, sin duda dejó una magnífica carta de presentación. La continuidad de su rendimiento en el Alavés.

Ayer, sin embargo, su juego adquirió otros matices. Con una España sub'21 que siempre dominó el balón y, por tanto, exigía laterales muy adelantados para buscar la profundidad. El futbolista vitoriano cumplió con creces en todos los aspectos. Para aprovechar los espacios que le concedía el exvalencianista Soler, un falso extremo derecho con tendencia a ocupar el centro. Ya en la segunda mitad, la situación se repitió con el realista Mikel Oyarzabal, que jugó a banda cambiada. Con ambos conectó Martín algunas paredes de lujo. De hecho, el origen del primer tanto se produjo en una acción que inició el canterano con un pase rápido al primer toque. Después, eso sí, Soler, Fabián y Mayoral hicieron diabluras.

Martín, poco acostumbrado a tomar riesgos en la salida del balón bajo el esquema albiazul, cambió ayer el registro para adaptarse. Un partido de muy poco choque para el canterano y, en cambio, con necesidades técnicas elevadas. Ahí demostró que se trata de un futbolista muy completo. Con notables controles, pases precisos en espacios cortos y las habituales fintas ante la presión del rival para conseguir dar continuidad a las jugadas desde atrás. Sobre todo en un tramo final de la primera parte donde España cimentó su claro triunfo al situarse 3-1 antes del descanso.

Después, ya con una velocidad menos del equipo tras el 4-1, Martín se manejó de nuevo con solvencia. Con algo menos de participación, pero potente para acompañar por el carril diestro los ataques y meter algún buen centro. Sin duda, un estreno que hubiera firmado de antemano.

Sin mucho trabajo

Si el vitoriano debutó con la sub'21, Antonio Sivera volvió a colocarse bajó los palos del equipo que dirige Luis De la Fuente. En un duelo con pocas intervenciones, aunque alguna de ellas importante. Nada pudo hacer en el tanto visitante en los primeros minutos tras un contragolpe y un centro raso donde el delantero se anticipó a los centrales.

Después, sobre todo una falta directa que sacó junto al palo, evitó que los daneses se acercaran en el marcador. Aunque ayer, el protagonismo albiazul fue para un Martín notable.

 

Fotos

Vídeos