Luis García Plaza, en su etapa con el Mallorca. / David Aguilar/EFE

Luis García Plaza entrenará al Alavés en Segunda

El técnico desembarca en el club con un contrato por una temporada y avalado por el ascenso que selló con el Mallorca en 2021

Jon Aroca
JON AROCA

Luis García Plaza comandará el proyecto del Deportivo Alavés en Segunda División. Como ya informó este domingo EL CORREO, el técnico se sentará en el banquillo de Mendizorroza a partir de la próxima temporada. El club ha confirmado este lunes su llegada a la entidad, apenas unas horas después de anunciar la marcha de Julio Velázquez.

Firma un contrato solo para una temporada con el objetivo del ascenso. El nuevo entrenador albiazul estaba libre desde hace unos meses, cuando fue cesado por el Mallorca en marzo. La temporada pasada logró ascender a Primera al cuadro bermellón. Es el segundo que logra desde la categoría de plata tras el conseguido con el Levante en 2010. Con esas credenciales liderará la reconstrucción albiazul en Segunda.

Luis García Plaza (Madrid, 49 años) es un entrenador con un amplio recorrido en el fútbol nacional. Un técnico con seis temporadas de experiencia en la élite, pero también algunas etapas en el extranjero en las ligas de Emiratos Árabes Unidos, China y Arabia Saudí. Ahora recala en el proyecto albiazul en una categoría que conoce bien y donde se estrenó con apenas 34 años.

Viejo anhelo

El nuevo entrenador albiazul ya estuvo hace años en la órbita del Deportivo Alavés. Aunque entonces, al término de la temporada 2016-2017, optó por emprender su segunda experiencia en el extranjero y no unir su destino con el albiazul. Ahora llega a Vitoria tras desechar otros ofrecimientos y convencido por Sergio Fernández, con el que intensificó su contacto a lo largo de las últimas fechas.

Ahora deberá formar un proyecto casi desde cero, toda vez que casi una quincena de jugadores dejará el equipo tras terminar contrato y cesión. Un lienzo en blanco donde podrá dibujar su fútbol, siempre adaptable a las cualidades de los futbolistas que tenga en sus manos. La temporada pasada su Mallorca ascendió como subcampeón de Segunda y siendo el equipo menos goleado, pero también el tercero más anotador.