Alavés

Lopetegui prepara el duelo de Mendizorroza con Ramos y Bale, pero sin Varane

Bale conduce el balón en el entrenamiento de ayer. /R. M.
Bale conduce el balón en el entrenamiento de ayer. / R. M.

Con la pegada del Real Madrid en entredicho, el técnico blanco tiene las bajas de Isco, Marcelo y Carvajal, lesionado el martes en Moscú

Alberto Canto
ALBERTO CANTO

En pleno debate sobre la reestructuración de un proyecto campeón de Europa y la pegada del equipo en el centro de la diana, después de tres partidos consecutivos sin marcar, su peor racha goleadora en once años, el Real Madrid visitará mañana Mendizorroza obligado por las circunstancias. El conjunto blanco colidera la tabla junto al Barcelona, pero es presa de sus propias dudas. «Lo que tenemos que intentar es seguir generando el máximo de ocasiones posibles y el equipo, no tengo duda, volverá a ver portería y a la senda de la victoria», reflexionaba tras la derrota en Moscú Julen Lopetegui, que, sin fichajes a una altura cercana a la salida de Cristiano Ronaldo y con las bajas acumuladas en la enfermería, maneja su primera situación delicada en la 'Casa Blanca'.

Se presentará en Vitoria sin tres titulares: Marcelo -rotura en el sóleo-, Isco -apendicitis- y Carvajal, que tuvo que abandonar el terreno de juego del Luzhniki y la resonancia magnética confirmó ayer que, como el brasileño, sufre una lesión muscular en el sóleo. Sin los dos laterales. Si en la derecha Lopetegui tiene al internacional Odriozola, reclutado este verano procedente de la Real Sociedad, en Moscú tuvo que tirar del inexperto Reguilón en la izquierda, aunque también puede actuar ahí el polivalente Nacho.

Sí podrá contar el técnico guipuzcoano con Sergio Ramos y Gareth Bale, que ayer trabajaron con el grupo después de perderse el duelo de Champions. El defensa no viajó por decisión técnica, al considerar Lopetegui que tenía que descansar ante la carga de minutos en este inicio de la temporada -el único jugador madridista que lo ha jugado todo en Liga-, por lo que, en principio, regresará al once. La duda está en su pareja, ya que Varane no saltó al terreno de juego en la sesión de ayer. Si el galo no pudiera estar en Mendizorroza, su puesto sería para Vallejo o Reguilón, con Nacho en el eje de la zaga.

Alternativas ofensivas

El galés se retiró en el descanso del derbi ante el Atlético al sentir unas molestias musculares. Una falsa alarma, ya que las pruebas médicas confirmaron que no sufre lesión muscular. No viajó a tierras rusas, pero trabajó con normalidad y estará en Mendizorroza. Estará a disposición de Lopetegui, al menos, aunque está por ver si, después del parón, el técnico apuesta de inicio por el británico. Hasta la fecha, solo el discutido Benzema, máximo goleador blanco (4), y Marco Asensio (1), han sido titulares en los siete partidos ligueros -los únicos del equipo junto a Sergio Ramos-, mientras que Bale (3) solo se ha perdido uno.

La alternativa en la tripleta ofensivo es Mariano, que tuvo minutos desde el banquillo en la victoria ante el Espanyol (1-0) y la derrota en Sevilla (3-0). O un cambio táctico que Lopetegui ya utilizó en la segunda parte del derbi madrileño, con cuatro centrocampistas y dos delanteros. Si el técnico blanco apuesta por el 4-4-2, Benzema y Mariano podrían complementarse en ataque, pero si se mantiene el 4-3-3 solo entraría uno de los dos como nueve y puede llegar la primera suplencia del francés, que lleva cinco encuentros consecutivos sin marcar.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos