Borrar
Carlos Gil Roig
La Liga mueve de día el Alavés-Getafe

La Liga mueve de día el Alavés-Getafe

En Mendizorroza ·

El duelo de la jornada 37 pasa del domingo a las siete de la tarde al sábado a las nueve de la noche con apenas 130 horas de antelación respecto a la nueva franja

Iñigo Miñón

Vitoria

Necesitas ser suscriptor para acceder a esta funcionalidad.

Lunes, 13 de mayo 2024, 11:26

Necesitas ser suscriptor para acceder a esta funcionalidad.

Compartir

La Liga ha vuelto a dejar claro que los aficionados que acuden a ver a sus equipos al estadio no le importan demasiado. Esta vez ha movido de día el partido del Alavés ante el Getafe con apenas cinco días de antelación. Fijado inicialmente para el domingo a las siete de la tarde, ahora se jugará el sábado a las nueve.

A algunos aficionados les vendrá bien y a otros mal, incluso se puede debatir cuál es mejor de los dos horarios, pero se antoja irrespetuoso que se cambien partidos de día con tan poco tiempo de aviso. Aunque, como en este caso, sea algo que la hinchada albiazul ya barruntaba, puesto que las dos últimas jornadas del campeonato se disputan en horario unificado, pero de este contexto pueden escapar los encuentros sin nada en juego desde el punto de vista clasificatorio, como es el caso.

Noticia relacionada

Una vuelta de tuerca más al maltrato sistemático que la patronal de Javier Tebas, con la connivencia de los clubes, que eligen y validan a su presidente, infligen a las aficiones del fútbol español con la excusa de las retransmisiones televisivas. Un castigo que se ceba especialmente con la hinchada alavesista. El equipo albiazul es uno de los principales damnificados en una polémica interminable, la de los horarios y el fútbol entre semana. El Alavés es de los equipos que más ha jugado fuera del fin de semana, en lunes o viernes. Y la afición de Mendizorroza, que el viernes ante el Girona ya mostró una pancarta al respecto, es de las más críticas con este aspecto.

El del Getafe será el último partido en casa de una gran temporada. Y el Alavés quiere celebrar la permanencia con su afición. Para ello ha activado una promoción de entradas para abonados, que podrán retirar hasta dos al precio de 10 euros cada una. Pero el espectáculo esta vez irá mucho más allá de los noventa minutos que dura el encuentro. Como colofón a una gran campaña, al término del encuentro la plantilla y el cuerpo técnico albiazules tomarán la palabra en el mismo césped del estadio vitoriano. Será, además, la despedida de algunos componentes del equipo.

Los retos deportivos

Ante el Getafe no habrá nada en juego, aunque ena vez consumada la permanencia, a falta de cuatro jornadas para la conclusión del campeonato, el Alavés no quiere dejarse llevar. Lo demostró ante el Girona. El principal reto ahora es rubricar una temporada magnífica con el puesto más alto posible. Quedar más arriba significa recibir más dinero en el reparto de los derechos televisivos. Y luchar por un hueco en la propia historia del club.

El décimo puesto, en manos del Getafe –juega hoy en Cádiz–, está a un punto y el equipo azulón debe pasar aún por Mendizorroza. Y alcanzarlo supondría igualar el cuarto mejor puesto histórico del equipo albiazul –con el actual formato de competición–, conseguido en 2001 con Mané, que también tiene las dos mejores posiciones (sexto en 2000 y séptimo en 2002). El tercero fue con Pellegrino, noveno en 2017. El argentino firmó con un Alavés recién ascendido la segunda mejor puntuación albiazul de la historia en Primera (55), superado solo por los 61 de Mané en la campaña 1999-2000.

En este sentido, Luis García podría alcanzar los 51 –ganando los tres–, lo que le pondría en cuarta posición. De momento ha igualado la mejor racha de la temporada: cuatro jornadas sin perder (tres victorias y un empate), igual que en enero. A cinco llegó Calleja el año del descenso y hasta seis lo hicieron Pablo Machín y Abelardo los cursos anteriores. La mejor marca de la etapa reciente en Primera la tiene Pellegrino, que la dejó en siete en las últimas siete jornadas del campeonato 2016-17 –cuatro victorias y tres empates–. 16 años antes, en abril de 2001, poco antes de la final de la UEFA en Dortmund, Mané había establecido el récord en nueve jornadas invicto (cinco victorias y cuatro empates).

Reporta un error en esta noticia

* Campos obligatorios