Jony: «Los horarios maltratan a nuestra gente»

Jony encara a Odriozola en el encuentro ante el Real Madrid./DANI SÁNCHEZ
Jony encara a Odriozola en el encuentro ante el Real Madrid. / DANI SÁNCHEZ

El extremo reconoce que resulta «complicado» saltar al césped con el estadio vacío y pide «comprensión» a la Liga

IÑIGO CRESPO

El malestar por los horarios crece de manera imparable en el entorno del Alavés. Lo hace sobre todo en la afición, harta de que jugar los lunes se haya convertido en un hábito frustrante. La grada escenificó su enfado con un plante sin precedentes, en el que se mantuvo en los aledaños de Mendizorroza durante los cinco primeros minutos de juego en el encuentro ante el Rayo Vallecano. El mensaje que lanzó la hinchada albiazul fue categórico y unánime, y quiere repetirlo este lunes ante el Levante. Pero la plantilla no vive ajena a la nueva realidad que vive el conjunto vitoriano, uno de los más cotizados por las televisiones en abierto. Los jugadores y Abelardo han deslizado su disconformidad con la sucesión de viernes y lunes en los que han competido. Jony, sin embargo, ha alzado un grado la voz en su comparecencia de este viernes. «Los horarios están maltratando a nuestra gente», asegura.

La acogida que recibieron los jugadores del Alavés con el pitido inicial en el duelo ante el Rayo Vallecano fue casi gélida. Puede que aquel atronador silencio resultara incluso contraproducente para afrontar el partido, por el esfuerzo extra que supone concentrarse en un arranque tan frío, en el que además el factor ambiental se equipara para el rival. Durante un breve instante, fue casi como si el encuentro se celebrara en terreno neutral. Los futbolistas, sin embargo, han mostrado en todo momento su solidaridad con la grada, a la que reconocen deber gran parte de la permanencia del pasado curso. «A nosotros nos caracteriza el aliento de nuestra gente. Saltar al césped con el estadio vacío es complicado. Tienes que asimilarlo rápido y meterte en el partido», admite el extremo asturiano, que percibió el efecto que provocó la hinchada pese a partir como suplente.

«Me gustaría pedirle a la Liga que sea un poco más comprensiva con los equipos humildes, porque tenemos los mismos derechos que el resto», asegura Jony, quien lamenta la frecuencia con la que el Alavés ha actuado entre semana. De hecho, cinco de las ocho últimas jornadas (Real Sociedad, Athletic, Getafe, Rayo y ahora Levante) se han disputado en lunes y en viernes, una frecuencia que los jugadores censuran. «Llevamos muchos partidos entre semana. A Mendizorroza viene gente joven, y a los niños se les hace complicado venir», advierte el extremo asturiano.

Más allá de la protesta que protagonizó la afición albiazul en su último choque en casa, cuyos ecos se escucharon en el resto de España, el Alavés afronta el duelo ante el Levante con la necesidad de revertir su pequeña caída. La inestabilidad que ha generado el mercado de invierno, con dos salidas imprevistas y de calado, los errores puntuales y las ausencias en forma de lesión o sanción han debilitado al conjunto albiazul, que ha caído de la zona europea por primera vez en los últimos meses. «Sumar los tres puntos nos daría tranquilidad después de unos cuantos partidos sin sumar. Ahora estamos en un pequeño bache, pero seguro que vamos a salir», concluye el atacante albiazul.

Noticias relacionadas