Guridi saluda a un aficionado. / Blanca Castillo

Deportivo Alavés

Guridi: «Me gusta el reto del ascenso»

El centrocampista azpeitiarra ha antepuesto el Alavés a ofertas de Primera, encantado con «un gran proyecto» y seguro de que «vamos a hacer un gran año»

Iñigo Miñón
IÑIGO MIÑÓN Vitoria

Cuando Sergio Fernández abrió públicamente la vía de colaboración con la Real Sociedad, el primer nombre que se vino a la mente de la afición alavesista fue el de Jon Guridi (Azpeitia, 1995), un viejo anhelo de la dirección deportiva albiazul. Llegó antes Xeber Alkain, pero el centrocampista ya entrena a las órdenes de Luis García Plaza. Y Fernández quiere poner en valor la figura de su homólogo txuri-urdin, Roberto Olabe, «porque desde el primer momento en el que se planteó la posibilidad de que Jon se pudiera unir al proyecto mostró intención de colaborar». Se lo agradece también al propio jugador, «que tenía interés de equipos de categorías superiores».

«Me gusta el proyecto, es verdad que es Segunda División, pero el Alavés es un club histórico y el objetivo debe ser estar en Primera. Y ese reto me gusta», argumenta el futbolista azpeitiarra, que ya no quiere mirar atrás. «Te da pena dejar la Real, porque llevaba muchos años, pero vengo con ilusión y con ganas. Era el momento de salir, llevaba dos años jugando poco y al final el futbolista quiere tener protagonismo y minutos».

25 partidos ligueros en las dos últimas temporadas. Nueve como titular. En Mendizorroza, a priori, sí le espera ese rol de protagonista. Es una gran apuesta del club babazorro, que le ha firmado un vínculo de cuatro años, el más largo de la plantilla. «Mi actitud no cambiaría con un contrato de un año. Yo, como siempre, voy a darlo todo para ayudar a los compañeros, al equipo y al club».

Su fichaje ilusiona a la afición. El jugador responde con el mismo entusiasmo. Y con una sola idea en la cabeza: «Vamos a hacer un gran año, hay un gran proyecto. Hay nivel. El objetivo está claro, es ascender», dice sin ningún atisbo de duda.

«Mucho recorrido y llegada»

No promete nada, solo trabajo y más trabajo. El que le llevó de Zubieta al primer equipo realista. El que le llevó a brillar hace tres temporadas en Segunda en su cesión al Mirandés. Un centrocampista total que abarca mucho campo y suma en las dos partes del terreno de juego. «Donde me siento más cómodo es en la segunda altura del centro, de interior, con mucho recorrido. Puedo aportar en defensa y en ataque y Luis (García) me va a exigir eso, ayudar abajo y arriba, tener llegada», se presenta.

Aterriza en Mendizorroza para ser una pieza importante de un centro de campo que Sergio Fernández da prácticamente por cerrado con Guridi, Salva Sevilla, Toni Moya, Carlos Benavídez, las aportaciones del polivalente Sedlar y las apariciones de canteranos. «Dependerá también de las salidas. Los jugadores de esa demarcación están mostrando un nivel más que interesante, incluido los jugadores del filial y los que se han incorporado como Abdallahi y Perera», explica el director deportivo albiazul.