Javi Muñoz vuelve «para quedarse»

Javi Muñoz en su presentación en Mendizorroza/Igor Martín
Javi Muñoz en su presentación en Mendizorroza / Igor Martín

El madrileño regresa de su cesión en el Oviedo y Sergio Fernández le hace un hueco porque «sus capacidades se ajustan a nuestras necesidades»

Iñigo Miñón
IÑIGO MIÑÓN

Sergio Fernández reconoce que a día de hoy el Alavés tiene 'overbooking' en el centro del campo. Siguen Tomás Pina, Manu García, Wakaso y Dani Torres; llegan Pere Pons (Girona) y Jeando Fuchs (Sochaux); y regresa de cesión Javi Muñoz (Oviedo). Todos no caben. «Eso es obvio», admite el director deportivo albiazul. Habrá salidas, con el colombiano como principal candidato, aunque tampoco se puede descartar la marcha del ghanés en su último año de contrato. Muchos matices y cierta incertidumbre en la posición central del equipo.

Solo tres se dan por seguros para el inicio de Liga: Pina, Manu y Pons. Fuchs tendrá que ganarse un sitio en pretemporada, igual que otros meritorios como Verdon, Miérez, Demirovic, Rafa Navarro... Esa lista parecía abarcar también a Javi Muñoz, pero el club asegura que cuenta con él al cien por cien. «Ha venido para quedarse, la idea es que siga con nosotros y nos aporte todo el fútbol que tiene y todas sus capacidades, que además se ajustan a las necesidades que demandamos», afirma Sergio Fernández. Algo que no dijo cuando presentó a Fuchs.

El siguiente paso en su formación, después de un año cedido en el Oviedo, en Segunda División. «Es obvio que tiene muchas cosas que mejorar, pero ya es una realidad y tiene ante sí un futuro espléndido», subraya el técnico leonés, que ve en Muñoz «un jugador creativo no exento de generosidad en el trabajo». Un centrocampista polivalente, «el futbolista moderno que hoy todos demandamos y que nos llama la atención cuando está en los equipos rivales».

«Convencer al míster»

Con el hándicap de la inexperiencia, ya que aún no ha debutado en Primera, pero el club ve ahí «una motivación» más que un obstáculo. «Me gustaría que fuera capaz de demostrar todo el fútbol que tiene porque así todos los que estamos en el Deportivo Alavés disfrutaremos de un magnífico futbolista», insiste Fernández. Formado en las categorías inferiores del Real Madrid, incluida una cesión al Lorca en Segunda, Javi Muñoz firmó el verano pasado un contrato de tres temporadas por el club vitoriano, que inmediatamente lo cedió al Oviedo.

En el Carlos Tartiere disputó 27 partidos, 17 como titular, con protagonismo decreciente, importante en la primera vuelta, residual en la segunda. «Ha sido una experiencia más, con momentos buenos y otros no tan buenos, pero siempre saco lo positivo», dice el jugador madrileño, que ahora confía en hacerse un hueco en los planes de Asier Garitano. «Quiero quedarme», ratifica. «He venido con la idea clara, con muchas ganas de trabajar y estoy convencido de que puedo hacer bien las cosas aquí».

Llega a Mendizorroza «ilusionado, con muchísimas ganas de trabajar y aprovechar esta oportunidad que me brindan». Dispuesto a «convencer al míster y a todos de que puedo ser importante». Sin ningún temor al salto de categoría. «En mi cabeza solo está trabajar, aprender de mis compañeros y adaptarme al ritmo de juego, que en Primera es mayor por la calidad».

«Dar fluidez al juego»

De momento, a expensas de futuros movimientos, ofrece un perfil diferente en esa superpoblación del centro del campo, más ofensivo, más cercano al delantero. En la categoría de plata marcó un gol con el Oviedo, aunque un año antes había firmado cinco dianas en las filas del Lorca. «Me puedo adaptar a varias posiciones, me gustar en continuo contacto con el balón y dar fluidez al juego», explica el protagonista.