Iraultza 1921 volverá a animar pero no exhibirá «por ahora» sus principales símbolos

Aficionados de Iraultza animan al Alavés./Igor Martín
Aficionados de Iraultza animan al Alavés. / Igor Martín

El grupo de aficionados, que entonará cánticos desde hoy en San Mamés, afirma que su decisión se debe a la «actitud» que ha mostrado el Alavés

Iraultza 1921 volverá a animar desde el derbi de hoy en San Mamés. El grupo de aficionados del fondo de Polideportivo de Mendizorroza anunció este viernes que retomará su actividad habitual, aunque «por ahora» se abstendrá de exhibir sus principales símbolos y su habitual pancarta. La organización de hinchas explica que su nueva postura se debe a la «actitud mostrada por la directiva del club», que ha ofrecido su colaboración para sacar su nombre de la lista de denominados 'grupos de riesgo'. «Iraultza 1921 exigirá al club que cumpla ese compromiso», asegura la congregación de seguidores.

El Alavés, en este sentido, indicaba la necesidad de salir de los 'grupos de riesgo' como prioridad absoluta para evitar nuevas propuestas de multa y expedientes por parte de la Comisión Antiviolencia. En los últimos encuentros de Mendizorroza, de hecho, las sanciones del organismo que depende del Ministerio del Interior se habían convertido en una realidad cotidiana. El club, por su lado, advertía de que esa espiral complicaba aún más la salida de Iraultza del 'grupo de riesgo'. La entidad alavesista e Iraultza, por lo tanto, han acordado que los aficionados retomen sus cánticos, pero que eviten nuevas multas para facilitar su regreso a la normalidad.

Iraultza 1921, por lo tanto, volverá a entonar cánticos veinte días después de que anunciara el cese de actividad de forma «indefinida». El fondo de Polideportivo, de hecho, se sumió en un extraño silencio en los encuentros ante el Leganés, el Valladolid y el Barcelona, que incluso suscitó el apoyo por parte del vestuario albiazul. El grupo de seguidores quiso este viernes «agradecer» al resto de aficionados alavesistas su «apoyo en la situación tan dura» que atraviesa la congregación. «Aquí nadie es imprescindible, excepto la afición. Los jugadores van y vienen, también los entrenadores y los presidentes, pero la afición siempre está aquí. El Glorioso somos nosotros, quienes, desde las cuatro gradas de Mendizorroza siempre animaremos al equipo», concluyó Iraultza 1921, que volverá a animar hasta el final de la campaña a la espera de que su situación se normalice.