Las heridas del Alavés tras el primer amistoso

Ibai, durante una jugada del primer amistoso./Javier Cotera
Ibai, durante una jugada del primer amistoso. / Javier Cotera

Ibai muestra las marcas que le dejó en el empeine uno de los jugadores del Racing de Santander en el encuentro con el que arrancó la pretemporada

JON AROCA

Un partido amistoso no es una pachanga y así se lo ha demostrado Ibai Gómez a sus seguidores en las redes sociales. El centrocampista del Alavés ha publicado una fotografía de la herida que le dejó en el pie un jugador del Racing de Santander con los tacos. Sus consecuencias no serán graves, pero el dolor está asegurado hasta que -por fin- cicatrice.

Y eso que el Glorioso demostró sobre el césped que, como es obvio en el primer partido de la pretemporada, le falta ritmo. Los cántabros, que llevan algún día más de pretemporada, son un equipo en renovación necesitado de fichajes ilusionantes para volver a intentar el ascenso a Segunda.

El jugador de Santutxu entró en la segunda parte al terreno de juego. Completó un partido activo con continuas asociaciones con Martín Aguirregabiria.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos