Las gotas no colman el vaso

Las filtraciones de agua se han repetido durante las dos últimas décadas en Mendizorroza sin que nadie haya sido capaz de eliminarlas

Fernando Ruiz de Esquide
FERNANDO RUIZ DE ESQUIDE

Sin que el Zadorra pase por Mendizorroza el campo del Alavés se ha convertido desde hace años en uno de sus afluentes. Resulta posible y hasta probable ver navegar pipas entre los pies de los aficionados. También escuchar cómo las goteras tabletean sobre asientos cercanos mientras cada cual se protege como puede de la onda expansiva. Ni esto ni

logo-correo-on2.svg
Este contenido es exclusivo para suscriptores