Garitano: «No vamos a ponernos límites»

Asier Garitano, junto a Alfonso Fernández de Trocóniz sobre el césped de Mendizorroza./IGOR MARTÍN
Asier Garitano, junto a Alfonso Fernández de Trocóniz sobre el césped de Mendizorroza. / IGOR MARTÍN

El nuevo entrenador del Alavés se presenta como un hombre «continuista» del modelo que ha perfilado el club en el último lustro

Iñigo Crespo
IÑIGO CRESPO

Asier Garitano ya ha entrado en faena. El nuevo entrenador del Alavés, presentado este martes en Mendizorroza, tomará el testigo de Abelardo en el proceso de construcción de un equipo que busca estabilizarse en el fútbol de élite. Algo más de un mes después de que EL CORREO anunciara su llegada al club albiazul, el de Bergara ha dado a conocer el modelo que implantará en la próxima temporada, en la que el equipo vitoriano buscará tratará echar raíces en la máxima categoría. Garitano se describió como un hombre «continuista» de la línea que ha establecido la entidad del paseo de Cervantes desde hace un lustro y que ha mantenido con Alberto, Bordalás, Pellegrino y Abelardo.

El nuevo técnico albiazul ha reconocido que el objetivo volverá a ser la permanencia, por mucho que el conjunto de Mendizorroza haya acariciado una histórica clasificación para disputar la Europa League, que se desvaneció en la penúltima jornada. Garitano, sin embargo, evita poner coto a las ambiciones del Alavés, y menos tras una campaña que se presumía brillante al final de una primera vuelta con récord de puntos. «Siempre he soñado. El objetivo claro es el de salvarse. Pero no vamos a ponernos límites», ha subrayado.

El de Bergara, acompañado por Alfonso Fernández de Trocóniz y Sergio Fernández durante el acto, comenzará a diseñar la nueva plantilla con el director deportivo. El club, no obstante, ya ha iniciado algunos contactos con jugadores a préstamo y futbolistas de otros clubes, como es el caso de Luis Rioja, del Almería, a punto de cerrarse. En este sentido, el Alavés tratará de alargar la estancia de Inui en Vitoria, intentará negociar con el Betis la cláusula de compra de Brasanac y realizará un segundo intento de fichar a Jony si el Málaga no consigue el ascenso. El técnico, eso sí, reconoce que resultará complejo consolidar el actual plantel. «El equipo estaba inmerso en la Liga y no hemos planificado mucho. No será fácil retener a los cedidos», asume.

Garitano ha anticipado que los hinchas verán un equipo «solidario» y confía en contar con un «buen grupo» en el vestuario, algo que ya ensalzó Abelardo en las últimas semanas de la competición. El Pitu, por cierto, ha recibido la felicitación pública del de Bergara por su notable labor en la recién concluida campaña.

El nuevo preparador albiazul se encuentra ya hambriento de que empiece su nueva aventura, tras casi cinco meses sin entrenar desde que fue destituido en la Real Sociedad a finales de diciembre. «El tiempo se ha hecho largo desde que salí de la Real», ha admitido Garitano, que mantiene el perfil realista, con un punto soñador del equipo vitoriano. «Esperamos seguir creciendo y evolucionando. El día que no entendamos nuestros objetivos, cometeremos un grave error», ha concluido el director deportivo, Sergio Fernández.