De izquierda a derecha: Jon Mikel Korta Imaz, director regional de Álava; Carlos Ibarra, ganador del premio; Idoia Martínez de Icaya, de EL CORREO; y Nuria Medrano Sáez, directora de la oficina principal de Vitoria-Gasteiz.

«Pensé que era una broma», confiesa el ganador del concurso 'Elige al mejor jugador del Alavés'

El vitoriano Carlos Ibarra se mostró muy «sorprendido» por poder disfrutar de una escapada gastronómica a un parador como premio a su constancia durante toda la temporada liguera

EL CORREO

Se dice que «las penas con pan, son menos». Este refrán popular va como anillo al dedo para describir los sentimientos del ganador del concurso 'Elige al mejor jugador del Alavés', organizado por EL CORREO con el patrocinio de Banco Sabadell, y que ha permanecido vigente durante toda la temporada de Liga. No hay nada que pueda compensar el enorme disgusto que supone ver a nuestro equipo favorito descender categoría, pero, por lo menos, al vitoriano Carlos Ibarra le queda el consuelo de poder disfrutar de una escapada gastronómica gratis a un parador de su elección gracias al fútbol. Y eso que, cuando se le llamó para comunicarle que había ganado, «pensé que era una broma». «Participé sin saber que había un premio en juego. Me sorprendió mucho», recuerda divertido.

El mecanismo del concurso -que se publica junto a las crónicas, análisis y el resto de la exhaustiva y rigurosa información a cargo de la sección de deportes de EL CORREO al finalizar cada partido- no puede ser más simple. Votar la actuación de los tres mejores jugadores del Alavés con 3, 2 y 1 puntos. En ese sentido, Carlos recuerda haber participado una treintena de veces. ¿Y cuáles han sido los albiazules favoritos por este suscriptor de EL CORREO de 70 años? «Joselu y Pacheco», responde sin dudar.

Curiosamente, sus preferencias coinciden con el grueso de los participantes en el certamen. Eso sí, en orden inverso. Pacheco ha quedado primero con 33 puntos y Joselu segundo, seguido muy de cerca con 30. Ya, a mayor distancia, se sitúa Manu que logra el tercer puesto con 17 puntos. «Los dos primeros han sido los más regulares de la plantilla», asegura este aficionado del Alavés, que confiesa que el descenso «no le hizo gracia». «Espero que el equipo nos dé una alegría el año que viene», añade con ilusión pensando ya en el ascenso a Primera.

Mientras tanto, Carlos acudirá a uno de los 94 paradores a su disposición «seguramente antes del verano», desvela. Y lo hará en compañía de su esposa, que se «puso muy contenta» por el premio. Y, como suele pasar en estos casos, ella será la encargada de decidir el destino final. «Yo tengo el 49% de la capacidad de decisión», asegura entre risas.