Fernando Pacheco. / IGOR MARTÍN

Deportivo Alavés

Pacheco, Borja Sainz y el Puma fuera de la primera lista albiazul

Iñigo Miñón
IÑIGO MIÑÓN

No ha sido una sorpresa para nadie, pero Fernando Pacheco no ha estado en la primera convocatoria estival del Deportivo Alavés. El portero pacense está en el punto de mira de más de un equipo de Primera y es susceptible de ser traspasado, por lo que las partes prefieren no arriesgar con una posible lesión que pueda dar al traste con una hipotética operación que, dadas las circunstancias, puede interesar a las dos partes.

El guardameta quiere seguir en Primera, donde le pretenden Getafe y Almería. El club sabe que es la última oportunidad de cobrar traspaso por un futbolista que está en su último año de contrato. La entidad de Mendizorroza está dispuesta a vender al que ha sido el indiscutible guardián de su portería durante las últimas siete temporadas, pero no a cualquier precio. Es un cancerbero contrastado en la máxima categoría -el que más partidos ha disputado en la elite con la camiseta del Alavés (208)- y el club que quiera hacerse con sus servicios deberá pasar por caja.

Borja Sainz y el Puma Rodríguez, cuyo futuro en el Alavés no está nada claro, tampoco han estado este sábado en Medina de Pomar. Sí ha viajado Jon Guridi, el último fichaje, pero, sin apenas entrenamientos con el grupo, no ha participado.