Esforzado, limitado y ajusticiado en el momento más doloroso

El Alavés cede su cuarta derrota en Mendizorroza para continuar sin reacción y abocarse a un situación cada vez más complicada

Fernando Ruiz de Esquide
FERNANDO RUIZ DE ESQUIDE

No se podía perder y se perdió. Era a priori el objetivo mínimo para salir del paréntesis liguero con cierta ilusión y tocó otra vez cruz. Con crueldad, además, para un Alavés esforzado, limitado y que cayó ajusticiado en el momento más doloroso. Cuando el Betis, que fue más en líneas generales (la diferencia de calidad resultó evident