IGor Martín

El maquinista de la fe albiazul

Gonzalo Escalante se ha erigido con ardor guerrero, liderazgo y goles en el eje sobre el que pivotan las ilusiones del Alavés

Iñigo Miñón
IÑIGO MIÑÓN Vitoria

Minuto 5 del partido, el Espanyol se equivoca en la salida de balón y allí estaba Gonzalo Escalante para armar rápidamente la jugada que continuó Joselu y culminó Miguel de la Fuente en el primer gol de la esperanza. Allí estaba también, en el corazón del área, cuando poco después estuvo a punto de encarrilar el duelo tras una buena inter

logo-correo-on2.svg
Este contenido es exclusivo para suscriptores

Ahora puedes acceder a todo el contenido por solo 3€ el primer mes