Edgar intenta controlar el balón ante la presión de Oliván. / EFE/ Cati Cladera

Contraanálisis

Dolorosa y excepcional derrota

Habrá sido de los pocos partidos, por no decir el único, en el que el equipo actuó como mandan los cánones. Jugamos como nunca y perdimos como siempre

Raúl Alústiza
RAÚL ALÚSTIZA

Seguiremos insistiendo en lo de resistir porque es una obligación; en la resignación porque es ser realistas, comprender y asumir lo evidente; y en lo del cariño por aquello de que cuando se pierde con amigos se pierde menos. Y más aún, viendo la dolorosa y excepcional derrota en Mallorca. Excepcional porque creo que habrá sido de los pocos p

logo-correo-on2.svg
Este contenido es exclusivo para suscriptores

Ahora puedes acceder a todo el contenido por solo 3€ el primer mes