El discreto regreso de Hernán Pérez a Mendizorroza

Hernánd Pérez en un partido de la pasada temporada con el Alavés./E. C.
Hernánd Pérez en un partido de la pasada temporada con el Alavés. / E. C.

El paraguayo cuenta con una dura competencia pese a la salida de Gerard Moreno

Iñigo Crespo
IÑIGO CRESPO

Hernán Pérez aterrizó en Vitoria como una pieza cuyo perfil escaseaba en el Alavés. El atacante paraguayo, veloz, sacrificado y vertical, fue una de las incorporaciones más esperanzadoras del pasado mercado invernal, en el que el conjunto albiazul debía acertar de pleno para aferrarse al salvavidas y mantenerse en Primera División. El delantero, que llegó con una mentalidad muy ambiciosa y con el deseo de dejar huella en la afición pese a su fugaz paso, gozó de algunos momentos prometedores, sobre todo en el duelo de Copa frente al Valencia, pero se diluyó hasta que pasó casi inadvertido en la capital alavesa.

El panorama no ha cambiado en exceso para el extremo sudamericano, que comparte amistad con el también exalbiazul Óscar Romero. A pesar de que ha contado con minutos en las dos primeras jornadas (veinte minutos en cada una), el paraguayo se encuentra muy lejos de convertirse en una pieza inamovible para Rubi, su nuevo entrenador. Por mucho que el conjunto 'perico' haya perdido a su gran goleador con la marcha de Gerard Moreno al Villarreal, Hernán Pérez cuenta con una gran competencia en el frente ofensivo con la presencia de Piatti y Sergio García, además de Borja Iglesias y Leo Baptistao.

El extremo diestro busca la forma de exprimir los minutos que le concede Rubi sin caer en el anonimato y perder su lugar en la rotación. En Barcelona, mientras tanto, tampoco descartan una eventual salida del paraguayo, aunque la operación se antoja complicada a solo tres días de que el mercado veraniego cierre su persiana.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos