Inui: «Me da igual en qué banda, yo quiero jugar y ayudar al equipo»

Inui: «Me da igual en qué banda, yo quiero jugar y ayudar al equipo»

Inui se presenta en Mendizorroza con un sonriente «arratsalde on»

Iñigo Miñón
IÑIGO MIÑÓN

No es un día más en la sala de prensa de Mendizorroza. Hay más expectación. Y representación de medios de comunicación japoneses. Y una futbolista, Hitomi Tomiyama, jugadora del Alavés femenino, ejerciendo de traductora. Es la puesta de largo de Takashi Inui. Una cotizada pieza deportiva, pero también una promesa de promoción económica e imagen para el Deportivo Alavés en el país nipón. Un valor añadido; una nueva vía abierta para la consecución de recursos y visibilidad en un mercado siempre poderoso que el club vitoriano, dentro de su proceso de expansión internacional, ya ha empezado a explorar con su convenio con el Kagoshima nipón.

«Seguro que nos coloca en el mapa internacional, pero la única razón de que esté aquí con nosotros es su calidad como futbolista», subraya el director deportivo albiazul, Sergio Fernández. Su valía futbolística está contrastada, fuera de toda duda. Le avalan 97 partidos y 11 goles en Primera División. Figura destacada en el Eibar, su luz ha perdido brillo en los últimos meses, relegado a un segundo plano en el Betis de Setién (solo ocho partidos en la presente temporada). Con escaso protagonismo también con su selección en la recién finalizada Copa de Asia (80 minutos en un duelo intrascendente de la fase de grupos, ante Uzbekistán, 11 en cuartos frente a Vietnam y 2 en la final perdida contra Qatar), Inui busca recuperar en Mendizorroza la chispa que le caracterizó en Ipurua.

«Ha mostrado mucha ilusión y un gran convencimiento de que para él es una gran oportunidad de seguir disfrutando del fútbol en Primera División», explica Sergio Fernández, que destaca el «desequilibrio, juego combinativo y recursos ofensivos» que va a aportar al conjunto vitoriano. Mucho juego rápido por las bandas y centros al área, un perfil que encaja a la perfección en el estilo de Abelardo. «Estuve tres años en el Eibar y el estilo es parecido, así que me voy a acostumbrar pronto», asegura Inui, que se ha presentado con un «arratsalde on» y una amplia sonrisa.

«Físicamente me va a costar»

Aunque su posición habitual ha sido el carril zurdo del ataque, en el conjunto albiazul todo apunta a que, como sucedió en su día con Ibai, cambiará a la derecha. El japonés asume la situación: «Me da igual una banda u otra, yo quiero jugar. En la izquierda está Jony, que es muy bueno, así que ahí será difícil».

«Quiero dar muchas cosas al Alavés y ayudar al equipo a estar lo más arriba que pueda. Físicamente me va a costar, pero estoy mejorando y si el entrenador me pone el lunes voy a jugar a tope», precisa el atacante nipón, que compara lo que se ha encontrado en Vitoria con lo que vivió en Eibar. «El ambiente en el vestuario es muy bueno y la atmósfera de Mendizorroza me gusta mucho, para el contrario es difícil jugar aquí», concluye Inui, que espera «con muchas ganas» su debut ante la afición alavesista.