El Alavés recibe una acogida de pura devoción

Miles de hinchas abarrotaron de nuevo la céntrica plaza de la capital alavesa. / Fotos: R. Gutiérrez | Vídeo: C. Blázquez

La afición albiazul convierte la plaza de Los Fueros en un pequeño Mendizorroza y en la casilla de salida hacia la consolidación

Iñigo Crespo
IÑIGO CRESPO

En el ambiente flotaba cierta sensación de añoranza, de un reencuentro anhelado. Pero, sobre todo, el deseo de que el fútbol arranque tras un paréntesis que siempre se hace demasiado largo, incluso pese al calmante que proporciona el Mundial. La afición albiazul abarrotó de nuevo la plaza de Los Fueros, reconvertida un año más en un pequeño Mendizorroza con miles de personas. Habían pasado ya dos meses y medio de la última ocasión de ver de cerca a los jugadores. Casi tres desde la cita más reciente en Mendizorroza, aquella jornada memorable en la que los de Abelardo bordaron la espectacular remontada con una dulce victoria ante el Athletic. Está más que probado que la pasión crea adicción, pero demostrarlo con la tenacidad y la precisión de un reloj convierte en algo casi abrumador la unión entre la afición albiazul y la plantilla.

Y eso que la llegada de los jugadores se hizo esperar bajo un sol pesado y agotador. Pero las gradas del templo vitoriano mostraron el pasado curso que la paciencia cimentó el inicio de la recuperación, impidió que se abrieran grietas pese al negro inicio de Liga y despidió como héroes a los futbolistas que garantizaron una temporada más de supervivencia en la máxima competición.

La plantilla del Alavés al completo saluda a los miles de aficionados que se dieron cita en la plaza de Los Fueros (arriba). Miles de hinchas abarrotaron de nuevo la céntrica plaza de la capital alavesa. Patrick Twumasi vivió sus primeras horas como jugador del Alavés. / Rafa Gutiérrez

Los sueños despegaron ayer con el sonido de 'Ametsetan', de En Tol Sarmiento, que atronó en la plaza a los mandos de Oihan Vega. Minutos después desfilaron hacia el escenario los jugadores del Alavés, cuyos nombres coreó la hinchada. También había algunas sorpresas, como una camiseta firmada por la plantilla al completo y un viaje con el equipo a Barcelona para presenciar el estreno de la nueva campaña en el Camp Nou el próximo 18 de agosto. Los seguidores más fieles del pasado curso, además, tuvieron la oportunidad de intercambiar unos instantes con sus ídolos para premiar su incondicional peregrinación al paseo de Cervantes.

Los héroes

En medio de una rebosante generosidad, en el aliento de los aficionados comenzaron a intuirse los ídolos de cara a la próxima campaña. Pacheco, Laguardia, Manu García e Ibai son desde hace años los incuestionables héroes de la afición, aunque hombres como Rodrigo Ely y, sobre todo, John Guidetti empiezan a asomar su figura en ese selecto grupo. El sueco, por supuesto, hizo su aparición con su famosa canción de fondo y hasta se atrevió a saludar a los presentes en euskera. También Abelardo gozó de su parcela en ese pedestal. El técnico asturiano fue recibido con todos los honores y con una ovación de agradecimiento que él devolvió con una sonrisa de gratitud y algunas palabras con las que ensalzó a los hinchas vitorianos.

«Esta afición fue la que levantó al equipo; seguro que conseguiremos grandes cosas juntos» Abelardo Fernández

«Hubo momentos duros y ellos fueron los que levantaron al equipo. Con esta unión, seguro que conseguiremos grandes cosas», aseguró el 'Pitu', que ejerció de portavoz antes de bajar el telón junto a Manu García. «El club siempre ha ido a más y la afición ha respondido», dijo el capitán vitoriano, quien reconoció que al equipo aún le falta «evolucionar mucho» para alcanzar su punto óptimo de cara al inicio de la competición. «Estas semanas se sufre un poco y hay ganas de que llegue la primera semana de Liga», concluyó.

El Alavés constató que la salud de su entorno es envidiable, lo que debería convertirse en el primer cimiento para consolidar al equipo vitoriano en la élite del fútbol, porque cada campaña en Primera engrandece y afianza el nombre del equipo albiazul entre los gigantes del deporte.

Twumasi acapara miradas y ya es un albiazul más

Patrick Twumasi ya está listo para ponerse a las órdenes de Abelardo. El extremo ghanés, que llegó ayer mismo a Vitoria, tuvo tiempo de acercarse a la presentación junto al resto de sus compañeros. El atacante, procedente del Astana, fue uno de los hombres que más miradas acaparó, ya que es el único que aún no ha entrado en acción con la camiseta albiazul.

Twumasi se mostró muy sonriente e ilusionado con su etapa en Vitoria, la primera en una liga de máximo nivel continental. El extremo, que formará parte de la disciplina alavesista al menos hasta 2022, será salvo sorpresa el último fichaje para las alas del ataque albiazul. Al menos, esa demarcación parece ya cubierta con hombres como Ibai Gómez, Jony, Burgui y, llegado el caso, Rubén Sobrino, aunque su posición natural es la de segundo delantero.

Twumasi, de 24 años, espera confirmarse como el futbolista de talento emergente que ha demostrado ser en el Astana kazajo, con el que ha participado en competiciones europeas, para consolidar su carrera en el fútbol de élite y convertirse en una pieza fija para su selección.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos