«No hemos hecho nada destacable en ataque», reconoce Abelardo

Abelardo, durante el encuentro en el Pizjuán. /Agencias
Abelardo, durante el encuentro en el Pizjuán. / Agencias

El técnico del Alavés admite que «no hay nada que objetar» a la superioridad del Sevilla, que superó a su equipo «en todas las facetas del juego»

Iñigo Miñón
IÑIGO MIÑÓN

«No hay nada que objetar». El análisis de Abelardo fue el mismo que seguramente hicieron todos los aficionados que vieron el partido de este jueves en el Sánchez Pizjuán. «Han sido superiores». Así de simple. No fue el día del Deportivo Alavés, que apenas hizo cosquillas a un Sevilla que mandó con autoridad durante todo el encuentro. «Nos han superado en todas las facetas del juego, no hemos sido capaces de superar su defensa, nos han ganado las segundas jugadas, nos han cerrado las bandas, que es uno de nuestros puntos fuertes, y nos han metido ese gol al borde del descanso que nos ha partido un poco», reflexionó el entrenador albiazul.

Fue un partido muy plano de los vitorianos, que prácticamente no llegaron a inquietar la portería hispalense. «Hemos tenido una ocasión entre Borja Bastón y Calleri, pero si antes equipos así no aprovechas las que tienes es muy difícil», apuntó el 'Pitu', consciente de que su equipo no dio la talla en el capítulo ofensivo. «En ataque no hemos hecho nada destacable, muy poco», reconoció el técnico alavesista. «Pese a no hacer un partido, estábamos ahí, pero nos ha faltado juego en ataque, no hemos estado nada acertados en ese sentido. Lo atribuyó a «mérito del rival, que nos ha ahogado en el centro del campo y robado muchos balones», pero admitió que sus jugadores no estuvieron acertados. «No hemos estado precisos con los pases para lanzar alguna contra», explicó.

«Este equipo nunca se rinde»

«Han sido superiores, no hay otra lectura», insistió Abelardo, que quiere pasar página cuanto antes de esta segunda derrota en seis días y centrarse en el próximo compromiso, ante el Leganés en Mendizorroza. «Un partido súper importante» para mantener las aspiraciones continentales. No era el objetivo inicial, pero es el gran reto actual. Y el asturiano dejó claro que el Alavés va a pelear las posiciones europeas. «Este equipo no se rinde nunca, vamos a ir a tope todos los partidos», subrayó. Las dos derrotas no merman la ilusión albiazul.

«Este equipo nunca va a tener ninguna señal de flaqueza. La temporada es extraordinaria. Que un equipo como el Alavés esté salvado a falta de diez jornadas es para llenar el vestuario de champán, pero vamos a seguir, a ver lo que pasa. Seguro que mis jugadores se van a dejar la piel por este equipo, como hasta ahora, pero muchas veces las cosas no pueden salir igual que hasta ahora», concluyó.