El desigual factor de la experiencia

Nadie en la plantilla albiazul ha jugado más en Segunda que Salva Sevilla y hasta siete jugadores pueden debutar este año

Jon Aroca
JON AROCA

Si algo coinciden en apuntar sobre Segunda división jugadores, entrenadores y directivos es que es una categoría difícilmente comparable con cualquier otra. Una en la que la experiencia aporta mucho. Conocer su funcionamiento, recovecos y trucos para dominarla está cotizado. El Alavés, de momento, ha apostado por esa experiencia. Luis García ha dirigido más de cien partidos en Segunda y tanto Salva Sevilla (216 encuentros) como Xeber Alkain (38) han vivido episodios muy recientes en ella. Aunque también tiene en su plantilla futbolistas que debutarán en ella, entre todos sus integrantes con contrato suman 946 partidos en la categoría de plata.

Varios de ellos son, eso sí, jugadores que este mismo curso han estado a préstamo en Segunda. El que más la conoce es José Luis Rodríguez. El extremo panameño ha disputado 61 encuentros a lo largo de las últimas dos temporadas entre el Lugo y el Sporting. Este año ha sumado 35, con más de 2.000 minutos, y solo sus presencias con la selección le han impedido tener mayor continuidad. Al Puma le sigue Carlos Isaac, con 43. El lateral ha estado a préstamo en el Oviedo, donde tardó en debutar y ha tenido cierta falta de continuidad, con 19 encuentros que se suman a los 24 del curso anterior con el Albacete. Este año se han estrenado en Segunda Borja Sainz y Tachi. El canterano lo ha hecho en el Zaragoza, donde ha disputado 32 encuentros a un nivel ascendente. El central, cedido en invierno, ha jugado diez con el descendido Fuenlabrada. Las primeras semanas de pretemporada serán un exigente casting, aunque Tachi y Carlos Isaac no fueron convocados a los chequeos médicos y podrían tener una pronta salida. Otros que vuelven de una cesión son Abdallahi y Taichi Hara, que no conocen la categoría.

En términos totales, nadie ha jugado más partidos en Segunda que Salva Sevilla. Son 216 entre el Poli Ejido, Sevilla Atlético, Betis y Mallorca. Protagoniza, además, una estadística prometedora. Ha subido con dos de ellos. Lo hizo con el cuadro bético en 2011 y con el bermellón por partida doble, en 2019 y 2021. Otros dos albiazules saben lo que es ascender. Pacheco –81 partidos en la categoría de plata entre el Real Madrid Castilla y el Alavés– lo logró en 2016 con el propio equipo vitoriano. Jason –60 encuentros de experiencia– ascendió en 2017 con el Levante. También Lejeune se puede apuntar parte del mérito del ascenso del Villarreal en 2013. Ahí estuvo a caballo entre el primer equipo y el filial, aunque años después lograría confirmarse como uno de los mejores centrales de la categoría con el Girona. En total suma 111 partidos.

La estadística también ofrece algunos datos curiosos. El segundo jugador de toda la plantilla con más partidos en la categoría de plata es Saúl García. El lateral se ha mantenido prácticamente inédito a lo largo de la temporada –y tampoco ha tenido casi minutos en su etapa albiazul– pero es un nombre con cierto recorrido en Segunda. Ha jugado 171 partidos a lo largo de siete temporadas en las que ha defendido los colores del Racing de Santander, Girona, Mallorca, Numancia, Deportivo de la Coruña, Rayo Vallecano y Sporting de Gijón. Su situación contrasta con los otros dos potenciales inquilinos del lateral izquierdo, Javi López y Rubén Duarte. Ninguno de ellos ha jugado nunca en Segunda.

Cuatro en el play off

No son los únicos que se estrenarán. Toni Moya y Nahuel Tenaglia son también novatos. Al igual que los jóvenes Jesús Owono y Abde, que deben definir su rol en la primera plantilla. El del portero dependerá de la salida de Pacheco. Si se queda, puede competir con Antonio Sivera. El alicantino tiene una historia breve en Segunda. Llegó cedido al Almería por el Alavés mediada la 2019-2020 y su presencia fue intermitente. Terminó el curso con seis partidos disputados, aunque sabe lo que es jugar el play off de ascenso. Es uno de los pocos que lo ha vivido, además de Saúl y Lejeune. Ambos lo han disputado en dos ocasiones. Salva Sevilla ascendió en su única presencia en las eliminatorias.

Será un año también para la reivindicación de nombres con etapas breves en la categoría de plata. Miguel de la Fuente terminó a buen nivel el curso en Primera y aspira a confirmarse como el delantero de referencia albiazul en Segunda. En la categoría de plata solo ha jugado 26 partidos con el Leganés a lo largo de la 2020-2021. Mejor la conoce el último cedido, Sylla, aunque este curso lo ha terminado con el Rayo en Primera. Suma 48 encuentros entre el Racing y el Girona. Del cuadro catalán lo reclutó el Alavés tras una notable temporada. Un caso diferente es el de Luis Rioja. Solo ha jugado un año, con el Almería (39 partidos), pero su nivel le permitió impulsarse a Primera, donde mantiene un buen cartel.