A conseguir la mayor racha de victorias en Primera

A conseguir la mayor racha de victorias en Primera

El conjunto albiazul saborea un inicio de temporada histórico y se marca objetivos alcanzables en un plazo inmediato

Iñigo Crespo
IÑIGO CRESPO

El Alavés parece empeñado en que el año 2018 sea uno de los más recordados de toda su historia. Su rendimiento en el ejercicio que se consumirá en poco menos de dos meses carece de precedentes en su existencia en Primera División. Para empezar, se convirtió en el primer club de la Liga en finalizar la campaña fuera del descenso después de encajar seis derrotas consecutivas en el arranque de la competición. El único que lo ha logrado en 90 años. Casi nada. Después igualó su mejor racha, con tres triunfos seguidos en febrero, tras imponerse al Deportivo, al Villarreal y al Celta. Hace unas pocas fechas se alzó con el liderato durante unas horas... Y en Eibar tiene la opción de pulverizar su mejor cadena de resultados en la máxima categoría. Si sale por la puerta grande del estadio de Ipurua, los hombres de Abelardo habrán conseguido enlazar cuatro victorias en la élite, algo que todavía no ha sucedido nunca.

El Alavés continúa con su particular cruzada silenciosa, en la que el ruido que genera la crisis del Real Madrid y la irregularidad del Barcelona lo mantienen de momento como un espectro casi invisible en la zona Champions. Ninguno de los jugadores albiazules se cansa de repetir que se trata de que el reflejo de la clasificación es poco menos que una ilusión óptica, pero continúan con su colecta de puntos de manera imparable. Y no se trata ya solo de diez jornadas prodigiosas, en las que promedian dos puntos por partido, sino del recorrido que han dibujado los vitorianos desde la llegada de Abelardo. Son nada menos que 61 puntos en 35 jornadas desde diciembre del pasado año, una puntuación que garantizaría el acceso directo a Europa en una temporada completa.

Pero el momento de realizar cábalas o cálculos obsesivos no ha llegado todavía para el Alavés, que ya tuvo suficiente al ver que no le salían las cuentas de la permanencia cuando se había consumido un tercio de campaña el año pasado. El conjunto albiazul saborea un inicio de temporada histórico y se marca objetivos alcanzables en un plazo inmediato. Esa fue, de hecho, la vía para encabezar una remontada que escapa a cualquier registro en los archivos de la Liga. Y así busca su primera muesca con cuatro victorias consecutivas en la máxima competición, que tendría además un lustre muy especial al encontrarse el Real Madrid entre sus víctimas.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos