La comparsa de gigantes y cabezudos de Vitoria envían su mensaje de ánimo al Alavés