Colorido en Mendizorroza para el partido dominical

Colorido en Mendizorroza para el partido dominical

A. CANTO

El estadio de Mendizorroza ha vivido este domingo un gran ambiente en una mañana colorida con dos aficiones volcadas para vivir el encuentro entre el Deportivo Alavés y el Huesca en la duodécima jornada de LaLiga Santander.

Los albiazules han contado de nuevo con un gran apoyo desde la grada, ya que el coliseo vitoriano ha presentado una gran entrada, 18.437 espectadores, mientras las taquillas han estado a punto de colgar el cartel de «no hay billetes».

El Huesca, por su parte, contó con el aliento de cerca de 600 aficionados que vitorearon a su equipo durante todo el choque.

Los más pequeños, como cada partido en Mendizorroza, han podido disfrutar de la mascota Aker, y, este domingo, además, de hinchables y otras actividades organizadas por el club en los aledaños del estadio.

 

Fotos

Vídeos