Caparrós: «Es una buena inyección anímica, pero no hay que mirar la tabla»

Caparrós: «Es una buena inyección anímica, pero no hay que mirar la tabla»

EFE

Joaquín Caparrós, entrenador del Sevilla, afirmó, tras ganar por 2-0 al Alavés, que «anímicamente» el triunfo supone «una buena inyección», sobre todo después de la derrota con el Valencia.

El preparador del conjunto andaluz prefiere «no mirar la clasificación» porque dependen de sí mismos, sino «intentar conseguir el máximo de puntos posible».

En la sala de prensa del Ramón Sánchez Pizjuán, el utrerano dijo que ha sido «un partido muy parecido al del Valencia, con mucha intensidad, pero con la diferencia» de que su equipo se reencontró con el gol, y destacó que salieron «muy mentalizados desde el inicio ante un rival directo y que tiene muy claro cómo jugar».

«Hemos jugado por las bandas, hemos sido contundentes y tocado rápido el balón. Estoy muy contento con mis jugadores y con su capacidad de reacción y anímica, porque estábamos un poco decaídos y en deuda con nuestra gente tras la derrota» con el Valencia, admitió el técnico sevillista.

También recalcó que han logrado «tres puntos, pero eso ya es historia», ya que «ahora hay que disfrutar de la victoria, recuperar a los jugadores y pensar sólo en el Valladolid, que es el partido más importante», y dejó claro que no quiere ni oír hablar del derbi del día 13 contra el Betis.

Sobre la situación de la tabla y el hecho de haber vencido a un rival directo, Caparrós subrayó que «lo más importante es ganar» y que «pasar a ser sexto puede ser circunstancial, pero hay que ir partido a partido, paso a paso» y sin mirar «la clasificación».

«Esto no para y el domingo vamos a tener un rival muy difícil, como todos», señaló sobre el Valladolid, al que visitarán sin los sancionados Jesús Navas y Sergio Escudero, que vieron su quinta amarilla, aunque el sevillano le restó importancia porque hay «una buena plantilla» y «seguro que los que salgan lo hacen bien».

Negó que las hubieran forzado para no perderse el derbi, ya que no están «para escoger qué futbolistas juegan o no» y deben «estar todos al cien por cien», y destacó sobre Pablo Sarabia, autor de un gol y una asistencia, que todos están «contentos con él» y que como técnico disfruta «no sólo de su nivel futbolístico», sino de «la capacidad humana que tiene y cómo hace grupo».