Javier Calleja en el banuillo de Mendizorroza / Jesús Andrade

Alavés

Una transformación improductiva

Ni el cambio de dibujo táctico ni el exagerado baile de nombres han dado resultado todavía a un Javi Calleja que ya ha tocado todos los botones posibles del equipo

Iñigo Miñón
IÑIGO MIÑÓN

«No estoy dando con la tecla», reconocía Javi Calleja tras perder en Mestalla (3-0). Tres semanas después, la sinfonía albiazul sigue sin sonar. Y no será por no tocar teclas. Todas las posibles. Colectivas, con dos sistemas distintos, 4-3-3 en las dos primeras citas y 4-4-2 en las dos siguientes. Y particulares: el técnico madrileño, condi