Bordalás: «El árbitro ha demorado los saques para que el Alavés se colocara bien»

Saludo entre Garitano y Bordalás antes del inicio del partido./Rafa Gutiérrez
Saludo entre Garitano y Bordalás antes del inicio del partido. / Rafa Gutiérrez

Resalta que un jugador del Glorioso «cometió 14 faltas y eso no puede ser, y además no ha visto ni una tarjeta por reiteración»

Sergio Eguía
SERGIO EGUÍA

No dijo nada sobre el picadillo que fuma la abuela o el perro come deberes, pero Bordalás sacó el resto de la artillería clásica. «El calor». Best-seller de libro. «Son las primeras jornadas». Siempre cuela. «El árbitro». «Nos estamos cargando el espectáculo». «No diré su nombre» -está es de la vieja escuela- «pero hay un jugador del Alavés que ha cometido 14 faltas (en referencia implícita a Manu García) y eso no puede ser y además no ha visto ni una tarjeta por reiteración».

Dos puntos en tres partidos -empates contra Athletic Club y Alavés- tocaba discurso de mal estudiante. «Vamos a mejorar y seguro que llegarán los resultados». Aunque el mal sabor de boca ante la dosis de su propia medicina le llevó también a imitar al vendedor ambulante al que le pillan preparando en la bañera su remedio milagroso. Los esfuerzos por no completar una frase incriminatoria no fueron suficientes y termino por decir que «el árbitro demoró el saque de las faltas para que el Alavés se colocara bien en defensa y eso nos ha perjudicado».

No llegó a acusar de nada a Melero López, pero dejó claro su descontento ante la permisividad mostrada a una táctica «lícita y comprensible» del Alavés.

Por su parte, Asier Garitano zanjó con un estruendoso «no», en voz muy baja, la poco respetuosa pregunta sobre si le consta un interés del Sevilla por fichar a Pacheco y que se rumoreaba que por eso había sido retirado del calentamiento. «No tiene nada que ver», aseguró molesto cuando fue repreguntado sobre el asunto. Antes, ya había explicado que «Pache tuvo ayer -por el viernes- una molestia en el entrenamiento y en el calentamiento se ha resentido y le afectaba al golpeo. Hemos decidido que era mejor que saliera Sivera de inicio porque vamos a un parón y ahí lo vamos a recuperar. No parece nada grave, pero la verdad es que no he podido hablar con él todavía».

No es el de Bergara de los que pone excusas, igual que no le gustan las insinuaciones. Por eso no tuvo problema en reconocer el tedioso, desesperante e interminable duelo que acababan de firmar ante un Getafe que cada día se acerca más al lado oscuro del fútbol. «Hay que hacer estas cosas en Getafe», confesó sin rubor. «Los que han ganado aquí, pocos, no lo hacen por casualdiad y si te vas del saltar, del ir a la segunda jugada y volver a saltar, del pelear, acaban por aparecer jugadas a su favor, que saben aprovechar muy bien. Y entonces te ganan. Lo hacen mucho en este campo y por eso están en Europa. Nosotros hoy hemos estado muy metidos en el encuentro. Igual el partido no fue vistoso, pero si no haces esto, lo normal es perder en este campo. Y nosotros no veníamos a perder», remachó.

Es el gustirrinín de colocar al rival ante el espejo. Copiar las artes del anfitrión y sacar un punto con sabor a jamón de 5Js. «Preveíamos una salida muy fuerte del Getafe, con un juego directo y buscando la espalda de nuestros defensores. He puesto tres centrales para protegernos con esa superioridad numérica y también para arropar a Laguardia en su primer partido después dos meses. La idea era frenarles, recuperar y poder salir al ataque, pero no nos ha salido esa parte. Nos ha costado la basculación, sobre todo de izquierda a derecha. Ellos encontraban a Nyom con facilidad y no nos dejaban atacar. Atrás tampoco hemos tenido problemas hasta que un error, que es normal tener alguno en estas situaciones de partido, nos ha penalizado. Son un buen equipo y usan bien esas ocasiones. Por fortuna hemos podido empatar rápido. Luego, en la segunda parte hemos mejorado, pero nos ha faltado algo más».

En cualquier caso, la valoración fue muy positiva. «Cuesta mucho ganar fuera de casa y doy por muy bueno este punto, como doy por muy buenos los cinco puntos con los que llegamos parón».